MENÚ
miércoles 26 junio 2019
14:30
Actualizado

Exclusiva: Daesh practica la política de tierra quemada y arrasa cosechas

La banda lleva meses incitando a provocar incendios en los bosques de los “infieles”

  • Daesh ha pedido a los "lobos solitarios" que provoquen incendio en los bosques de los "infieles"
    Daesh ha pedido a los "lobos solitarios" que provoquen incendio en los bosques de los "infieles"

Tiempo de lectura 2 min.

24 de mayo de 2019. 17:16h

Comentada
J.M.Zuloaga 24/5/2019

Daesh, el Estado Islámico, dentro de su creciente fanatismo, practica, y ordena extender, la política de “tierra quemada”. Hace unos días, pedía a los actores “lobos” solitarios que provocaron incendios en los bosques de los “infieles cruzados”; y ahora, según relatan en varias webs y detallan en el número 183 de su revista “Al Naba”, queman, en Siria e Iraq, las cosechas de los agricultores, sencillamente para hacer daño. El lector se puede imaginar lo que ocurriría si un día logran alcanzar Europa con una cierta logística de apoyo.

Estado Islámico

LA RAZÓN, que ha tenido acceso a la citada revista, se limita a reproducir algunos párrafos para que el lector juzgue el peligro con el que nos enfrentamos; “Parece ser verano. Bolsillos calientes y ardientes. Apóstatas y apóstatas. Antes quemaron los corazones de los musulmanes y sus hogares durante años, pero (ahora) han caído en manos de los muyahidines. Pero la cosecha es de otro tipo. El fuego, que aún está al principio. El estallido (incendio con bombas) de cientos de hectáreas de agricultura. Sus cultivos duran pocos días”, señalan.

Han sido quemadas grandes áreas de tierras agrícolas en Diyala, Kirkuk, Ninewa y Salaheddin, durante el Ramadán. También productos agropecuarios en los pueblos de Mubarak y Yusuf Bey, Norte (Khanaqani) y granjas próximas”, detallan.

Además de referirse con todo detalle a otras zonas, anuncian la quema de terrenos agrícolas que contienen trigo. “La barbarie despertó el resentimiento y el resentimiento de los apóstatas. Y reparó la emisión de los creyentes. Gracias a Alá, el más antiguo de los soldados caídos”, agregan. Como es costumbre, pese a practicar el mal, afirman que “toda alabanza y gratitud sean para Dios”.

“La bendición provocó la ira y el resentimiento de los apóstatas.Y sanó a los creyentes”. Y anuncián que la tierra será cultivada con trigo y cebada propias en el futuro. “Con tus brazos comienza la cosecha, que Dios te bendiga con tu cosecha”, concluyen.

Últimas noticias