MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
04:50
Actualizado

India reabre la tensión en Cachemira

Gobierno de Nueva Delhi deroga la autonomía de la parte india de la región

  • Miles de peregrinos han quedado atrapados después de que las autoridades indias suspendieran la peregrinación a un santuario en Cachemira/Efe
    Miles de peregrinos han quedado atrapados después de que las autoridades indias suspendieran la peregrinación a un santuario en Cachemira/Efe
Nueva Delhi.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de agosto de 2019. 13:49h

Comentada
La Razón.  Nueva Delhi. 5/8/2019

La deriva nacionalista del Gobierno indio tensa de nuevo las ya de por sí difíciles relaciones con su vecino Pakistán. Y una vez más, Cachemira es el foco de la disputa. Después de varios días de rumores, el Ejecutivo de Nueva Delhi ha propuesto este lunes en el Parlamento la derogación del artículo 370 de la Constitución, el que otorga un estatus especial a la Cachemira india, lo que empieza a desencadenar una tormenta política y social en la región.

Tras una reunión a primera hora de la mañana del Gabinete, el ministro de Interior, Amit Shah, se ha dirigido a la Cámara para anunciar lo que muchos preveían: la intención de derogar el artículo 370, que otorga un estatus especial a la región. “Desde el momento en el que el presidente da consentimiento (a la ley) y es publicada en la Gaceta oficial, ninguna de las disposiciones del artículo 370 serán aplicables”, informó Shah en el Parlamento de manera casi inaudible debido a los continuos gritos de la oposición. El ministro también se refirió a la “reorganización” de la región, dividida en estos momentos en la norteña Cachemira y la meridional Jammu, convirtiéndolos en “territorios de la unión”, lo que otorgaría mayor control al Gobierno central.

La posibilidad de que el Gobierno de Narendra Modi, del partido nacionalista hindú BJP, diera este paso venía especulándose desde el viernes, cuando de manera inesperada y sin precedentes las autoridades indias cancelaron en Cachemira una importante peregrinación hindú a una cueva en el Himalaya y pidieron la evacuación de todos los turistas.

Los motivos que dieron fueron “informes sobre amenazas terroristas” contra los miles de peregrinos que se dirigen al santuario, pero muchos lo interpretaron como una excusa para sacar adelante una de las promesas del programa con el que obtuvo su contundente victoria en los comicios generales de mayo: en él estaba incluida la derogación de este artículo de la Carta Magna, informa Efe.

Así, este pasado domingo el 99% de los 29.000 turistas y peregrinos que había antes del aviso habían abandonado Cachemira, mientras las autoridades desplegaban 25.000 efectivos en la región, una de las más militarizadas del mundo, y que se disputan India y Pakistán. La población se lanzó entonces a gasolineras, tiendas de comestibles y cajeros automáticos ante un posible aumento de la tensión.

Detenciones y operaciones policiales

La medida coincidió con las restricciones indefinidas de reunión impuestas por el Gobierno de Nueva Delhi en la principal ciudad de su porción del territorio, Srinagar, que podría dejar bajo arresto domiciliario ‘de facto’ a líderes regionales. “De acuerdo con la orden, no habrá movimiento público y todas las instituciones educativas permanecerán cerradas. Habrá una prohibición completa para celebrar cualquier tipo de reuniones públicas o mítines durante el período de funcionamiento de esta orden”, según el documento oficial recogido por los medios nacionales indios, que no da fecha de finalización.

Fuentes militares indias citadas por “The Times of India” han recalcado que “entre cinco y siete terroristas del Grupo de Servicios Especiales del Ejército de Pakistán murieron en una operación fallida del Equipo de Acción Fronteriza (BAT) que se inició en la noche del 31 de julio”.

Pakistán ha negado tener nada que ver y, por contra, acusó el sábado a India de haber empleado munición de racimo -declarada como ilegal por la convención internacional de Oslo- en un ataque que mató a dos civiles, uno de ellos un niño, en un ataque sobre la porción controlada por Islamabad. India, a su vez, rechaza toda implicación.

El domingo, algunos de los principales líderes opositores de la región, como Omar Abdullah, Sajad Lone o Mehbooba Mufti, fueron puestos bajo arresto domiciliario, mientras se cortaron los servicios de internet y se impuso el artículo 144 del Código Penal, que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas, informa Reuters.

La acometida de Nueva Delhi “tendrá consecuencias catastróficas para el subcontinente. Las intenciones del Gobierno indio son claras. Quieren el territorio de Jammu y Cachemira para aterrorizar a su gente”, escribió en Twitter Mufti, exjefe de Gobierno de la región, tras conocer el anuncio. La India y Pakistán se disputan Cachemira desde la partición del subcontinente en 1947, una región que además es escenario desde los años 90 de un movimiento insurgente de tintes separatistas.

El Gobierno de Pakistán ha condenado hoy mismo la decisión del Ejecutivo indio y ha advertido de que se plantea “todas las opciones” para responder a una decisión que ha tachado de “ilegal”. “Como parte de esta disputa internacional, Pakistán ejercerá todas las opciones posibles para responder a estas medidas ilegales”, ha argumentado el Ministerio de Exteriores paquistaní, en un comunicado en el que ha condenado “rotundamente” la decisión de Nueva Delhi, informa Reuters.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs