Política

Maduro visita a Putin en medio del aislamiento regional

El mandatario venezolano sigue buscando alianzas en una ofensiva diplomática ante la fuerte presión internacional en su contra

Vladimir Putin y Nicolás Maduro, en una imagen de archivo / Reuters
Vladimir Putin y Nicolás Maduro, en una imagen de archivo / Reuters

El mandatario venezolano sigue buscando alianzas en una ofensiva diplomática ante la fuerte presión internacional en su contra.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una ofensiva diplomática ante la fuerte presión internacional en su contra, sigue buscando alianzas. Hoy se reunirá en Moscú con su homólogo ruso, Vladimir Putin, tras recibir en Caracas un espaldarazo del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan. Las relaciones entre Rusia y el país suramericano han girado en torno a apoyos en el sector energético y militar. La mayor petrolera rusa, Rosneft, tiene muchos intereses en Venezuela –se ha fusionado con PDVSA en varias exploraciones–. Rusia ha enviado ya este año 250.000 toneladas de trigo al país latinoamericano. Maduro propondrá al Gobierno ruso la explotación conjunta de los yacimientos de oro del país latinoamericano.

El líder venezolano visitó por última vez Moscú en octubre del pasado año, cuando allanó el camino para la reestructuración de la deuda de 3.000 millones de dólares. En los últimos años, Rusia se ha convertido en el prestamista de último recurso de Venezuela. El Gobierno de Putin ha entregado al menos 17.000 millones de dólares en préstamos y líneas de crédito a Caracas desde 2006. Algunos, incluso, han sido finalmente perdonados.

En la víspera de este viaje Maduro se reunía Erdogan. El presidente turco le prometió 4.500 millones en inversiones. A cambio, el presidente venezolano dio luz verde a las empresas turcas para que acudan a «explotar directamente» los recursos minerales del país como oro, coltán y diamantes.

El cerco diplomático a Maduro es rotundo en la región, por ello, el heredero de Hugo Chávez intenta hacer contrapeso con China, Rusia, Irán, Corea del Norte y Turquía, bien con visitas o acuerdos especialmente en el ámbito minero, pues el bombeo de crudo cayó de 3,2 millones de barriles diarios en 2008 a 1,17 millones. China, que ha invertido más de 50.000 millones de dólares en Venezuela, también recibe pagos en petróleo.