Actualidad

Detenido el presunto autor de los apuñalamientos en Mánchester

Boris Johnson se declara "impactado"por el "incidente"en el que 5 personas han sido heridas y elogia el trabajo de los servicios de emergencia y la Policía. Investigan el suceso como acto de terrorismo

Boris Johnson se declara "impactado"por el "incidente"en el que 5 personas han sido heridas y elogia el trabajo de los servicios de emergencia y la Policía. Investigan el suceso como acto de terrorismo

Publicidad

La ciudad de Manchester, donde en mayo de 2017 un atentado terrorista dejó 22 muertos y decenas de heridos, vivió este viernes momentos de pánico cuando un hombre entró a medio día en el concurrido centro comercial de Arndale, atacando a varias personas con un gran cuchillo.

El individuo fue arrestado cinco minutos después por la Policía quien ha interpuesto contra él cargos por presuntos delitos de terrorismo. Al cierre de esta edición, no habían trascendido datos sobre el sospechoso, más allá de que tenía alrededor de 40 años. En total, cinco personas fueron heridas. En la noche del viernes, tres de ellas permanecían aún en el hospital, pero no se temía por su vida.

El comisario Russ Jackson, de la Policia de Manchester, aseguró que el ataque había sido “brutal” y el sospechoso se abalanzó sobre sus víctimas, a las que elegía de manera completamente “aleatoria”. “Atacó a todo el que se encontraba a su alrededor”, matizó. “Algunas de las heridas de las víctimas son feas, pero los servicios sanitarios nos han informado que no son graves”, matizó.

Testigos del ataque relataron cómo sobre las 11.15 hora local, un hombre comenzó a correr por el centro comercial Arndale, que se encuentra muy cerca el estadio donde en 2017 tuvo lugar el atentado más atroz en el Reino Unido desde los ataques de 2005, después de que un terrorista suicida se inmolara al finalizar un concierto de la artista Ariana Grande, lleno de adolescentes.

Publicidad

Muchos de los clientes que se encontraban en el recinto -que ya había sido atacado por el IRA en 1966- se refugiaron en el interior de los establecimientos, que cerraron sus puertas para protegerlos.

Publicidad

La policía ha incrementado las patrullas armadas en el centro de la ciudad inglesa y mantendrá la alerta durante el fin de semana, si bien recalcó que es una medida para “tranquilizar a la gente”. “No creemos que exista una amenaza más amplia en este momento y esperamos que la ciudad retorne a la normalidad el sábado por la mañana”, afirmó Jackson.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró “conmocionado por el incidente”. “Mis pensamientos están con los heridos y con todos aquellos afectados”, dijo en Twitter el jefe del Gobierno británico, que agradeció la “excelente” labor de los servicios de emergencia que actuaron tras el ataque.