El Gobierno francés se plantea imponer el estado de emergencia

Las protestas dejan 133 heridos y 412 detenidos

Varios coches han sido quemados durante las protestas/Reuters/Vídeo: Angel Luis de Santos
Varios coches han sido quemados durante las protestas/Reuters/Vídeo: Angel Luis de Santos

Al menos 133 personas resultaron heridas y 412 fueron arrestadas en París durante las violentísimas protestas en el día más conflictivo desde el inicio de las manifestaciones del colectivo de los «chalecos amarillos».

Francia se está planteando imponer un estado de emergencia para evitar que se repitan los disturbios de ayer, los peores que se recuerdan en más de una década, e insta a los manifestantes pacíficos a venir a la mesa de negociaciones, según ha asegurado hoy el portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux. «Tenemos que pensar en las medidas que podemos tomar para que estos incidentes no vuelvan a ocurrir», ha declarado Griveaux a la emisora de radio Europe 1.

La Policía ha informado esta mañana de que 133 personas resultaron heridas en los disturbios de ayer y 412 fueron detenidas.

Los manifestantes que este sábado protagonizaron uno de los días más violentos que se recuerdan en tiempos recientes en París causaron además daños materiales de consideración en el Arco del Triunfo, primer epicentro de las protestas contra la subida de los carburantes antes de extenderse a otros puntos de la capital francesa, que permanecerá cerrado hoy al público.

En imágenes captadas por el presidente del Centro de Monumentos Nacionales, Philippe Bélaval, se pueden apreciar pintadas en alguno de los bustos del interior del monumento.

El Arco del Triunfo, ha anunciado Bélaval, permanecerá cerrado este domingo mientras duran los trabajos "para reabrirlo tan pronto como sea posible y devolver este monumento a la nación".

Las violentísimas protestas en el día más conflictivo desde el inicio de las manifestaciones del colectivo de los "chalecos amarillos"y "grupos de alborotadores"infiltrados entre los manifestantes legítimos, según el Ministerio del Interior francés, han dejado múltiples daños en vehículos y negocios, y forzado enfrentamientos contra la Policía.

Entre los heridos hay 17 policías, según la Policía de París y el primer ministro francés, Edouard Philippe. "Estamos comprometidos con el diálogo, pero también con el respeto a la ley. Estoy francamente sorprendido por estos ataques a los símbolos de Francia", ha declarado.

El Ministerio del Interior ha responsabilizado a "grupos violentos"de los incidentes y ha asegurado que el Gobierno está "en proceso de restaurar el orden". El secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez, ha señalado en concreto a "personas con casco, armados y hostiles a la Policía, a nuestras instituciones, a los símbolos de la República".

Visita de Macron al Arco de Triunfo

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha visitado esta mañana el Arco del Triunfo de París nada más regresar de la cumbre del G-20 de Argentina para examinar de primera mano los daños causados.

Macron tiene previsto una reunión de emergencia con el primer ministro, Édouard Phillipe, y el ministro del Interior, Christophe Castaner, para discutir los disturbios y la manera de iniciar un diálogo con un movimiento de protesta que, hasta el momento, no tiene una estructura o liderazgo real, y tiene como objetivo principal la eliminación del impuesto añadido a los carburantes, parte del plan de eficiencia energética impulsado desde el Gobierno francés.

Muere un conductor durante las protestas

Un conductor ha fallecido en la noche del sábado al domingo en Arles, en el sur de Francia, tras una colisión durante un corte de carretera por las protestas de los "chalecos amarillos"y se convierte así en la tercera víctima mortal consecuencia de las protestas.

El incidente ha ocurrido en torno a las 2.00 horas de esta madrugada en una carretera cercana a Arlés, en el departamento de Bocas del Ródano, cuando un vehículo ha chocado contra la parte trasera de un camión y de inmediato ha sido golpeado por detrás por otro coche.

El conductor "ha fallecido en el acto", según han informado fuentes oficiales citadas por la agencia de noticias Reuters.

Esta sería la tercera muerte relacionada con las protestas de los "chalecos amarillos". La primera víctima fue una manifestante, atropellada por un motorista durante un corte de carretera el pasado 17 de noviembre.