Un tunecino que intentaba rescatar a su hijo de EI, entre las víctimas

El hijo de Fathi Bayoudh viajó a Siria hace unos meses y ha sido detenido en la frontera con Turquía

Los supervivientes se abrazan en la puerta de la termina
Los supervivientes se abrazan en la puerta de la termina

Un médico militar tunecino que había viajado a Turquía para intentar recuperar a su hijo, reclutado por el grupo terrorista Estado Islámico, figura entre las víctimas mortales del atentado perpetrado el martes en el aeropuerto Ataturk de Estambul, según las autoridades de Túnez.

El Ministerio de Defensa tunecino ha confirmado este miércoles que entre los 41 fallecidos por el atentado se encuentra el general de brigada Fathi Bayoudh, médico en un hospital militar.

Una fuente de los servicios de seguridad ha explicado que "había viajado a Turquía para intentar reunirse con su hijo, que se unió a Estado Islámico en Siria hace unos meses junto con su novia", a la que conoció en la facultad de Medicina. Según esta fuente, el hijo ha sido detenido por las tropas turcas en la frontera con Siria.

El Gobierno tunecino calcula que más de 3.500 ciudadanos se han unido a Estado Islámico y a otros grupos terroristas en países como Siria, Irak o Libia. Aunque algunos de estos nuevos milicianos proceden de zonas empobrecidas, otros, como el hijo de Bayoudh, tienen estudios universitarios.

Ep