Fútbol

Nélson cuenta cómo el Betis le sentenció cuando era el jugador que más cobraba

El Betis aprovechó un mal partido de Nélson para cargárselo.

Nélson
Nélson con el BétisCaptura de pantalla (custom credit)

El exfutbolista del conjunto verdiblanco, Osasuna, Alcorcón y Almería, entre otros equipos, ha concedido una extensa entrevista en la que ha repasado su carrera. Nélson ha recordado su llegada al Betis procedente del Benfica y también cómo salió del equipo andaluz.

Mi adaptación al Betis fue muy buena. Llegué a un club donde me respetaban mucho, los aficionados simpatizaban mucho conmigo, así que fue muy fácil. El nivel del juego, la calidad de los partidos era mucho mayor. No había comparación con el campeonato portugués. Era mucho más competitivo. Aquí en España todos los equipos tienen un alto nivel. En el Betis, casi todos los jugadores del once inicial estaban formados por internacionales”, ha comenzado diciendo en Tribuna Expresso.

“Individualmente tuve una muy buena primera temporada, volví a la selección a través de Carlos Queiroz. Pero desafortunadamente fue un año en el que Betis bajó. Llegué a un club con mucha ambición, un gran club en España, hicieron un equipo para ir a la UEFA, pero terminamos bajando por un punto”, ha recordado Nélson.

Nélson puso rumbo a Osasuna tras el descenso del Betis

“El club atravesaba una crisis financiera, el presidente y el dueño del club tuvieron que irse porque el club tenía muchos problemas financieros. En mi tercer año llegó un nuevo entrenador, que ya conocía la casa, porque había sido jugador del Betis. Al comienzo de la temporada, casi al final del mercado, apareció Osasuna y quería volver a jugar en la Primera División, porque serían dos años en la Segunda y perdería casi todas las oportunidades para volver a la selección. Hablé con el club y fui a Osasuna, donde tuve el mejor momento para mí aquí en España. Pero desafortunadamente tuve una lesión muy grave y estuve fuera casi un año”, ha proseguido.

El Betis buscó una manera de echar a Nélson para liberarse así de su elevada ficha

Nélson fue “crucificado” en su regreso al Betis: “Sí, no jugué durante casi un año porque me estaba recuperando de la lesión y en el segundo año solo jugué hasta octubre, si no me equivoco. Fui a jugar un derbi, perdimos 5-1 y. Yo estaba en mi último año de contrato y si jugaba 20 partidos, me renovarían automáticamente. En ese momento yo era el jugador que más ganaba en el club. El Betis tenía un límite salarial y estaban encontrando una manera de echarme porque no querían pagar la cantidad que ganaba. Entonces, desde mi punto de vista, aprovecharon ese partido del Sevilla y me crucificaron y me sacaron del equipo, me quitaron. Comenzaron a aplicar presión para que me fuera. Tenía algunas ofertas para ir al extranjero, pero la que parecía más normal era la de Palermo. Fui padre en diciembre, de Ángel, y me fui a Italia”.