7 trucos y dos tratamientos para rejuvenecer tus labios

Con motivo del Día Internacional del Beso, que se celebra hoy, 13 de abril, el doctor Vila-Rovira nos da las claves para conseguir unos labios estéticos, sensuales y saludables.

Día Internacional del Beso
Día Internacional del BesoCortesía de Ríos&Toth (nombre del dueño)

De no haber sido por la expansión de la pandemia del coronavirus y por las medidas que los gobiernos del mundo entero se han visto obligados a imponer a sus ciudadanos, hoy estaríamos celebrando el Día Internacional del Beso con cantidad de gestos de cariño. No ha podido ser así pero, de la misma manera que entrenamos en casa por tener el mejor verano de nuestras vidas o ponemos en práctica la rutina facial de Eugenia Silva, así también podemos preparar nuestros labios para besar. Para besar mucho y sin descanso cuando todo esto termine, porque, como dice el doctor Ramón Vila-Rovira, especialista en cirugía plástica y reparadora y fundador del Instituto Vila-Rovira de Madrid y Barcelona, “el Día del Beso hay que celebrarlo todos los días”. Él ha sido precisamente quien nos ha explicado cuáles son los mejores trucos para rejuvenecer los labios. Al fin y al cabo la piel de los labios es fina y sensible y requiere un cuidado especial. ¡Apunta!

  • Beber dos litros de agua al día es recomendable para tener la hidratación necesaria en los labios y en la cara. Mantenerse hidratado por dentro se reflejará también por fuera.
  • Utilizar una o dos veces al día crema o aceite especial de labios, masajeando los labios superiores e inferiores.
  • Realizar gimnasia facial, es decir, ejercicios para mejorar toda la musculatura facial y estimular la circulación. Hablamos de sonreír, abrir y cerrar la boca, besar y todos los movimientos de labios y boca que realizamos diariamente.
  • Utilizar vaselina para hidratar los labios.
  • Evitar morderse los labios cuando se está nervioso o concentrado en alguna labor.
  • Utilizar diariamente protector labial para evitar el efecto de la radiación solar.
  • Evitar el tabaco: fumar provoca la aparición de pequeñas arrugas alrededor de los labios, el temido “código de barras”. Esto se produce porque se reduce la circulación sanguínea y la piel se oxigena con dificultad.
Labios hidratados
Labios hidratadosCortesía de Ríos&Toth (nombre del dueño)

Respecto a los tratamientos de medicina estética destinados al rejuvenecimiento de los labios, el doctor asegura que “es importante ser cautelosos”. "Hay que recurrir a ellos siempre para mejorar el estado de los labios. Si se busca aumentar el volumen, siempre hay que hacerlo buscando un resultado natural. Un labio aumentado exageradamente no es atractivo”, indica el doctor. Con esta premisa presente, los dos tratamientos estéticos que sí recomienda el doctor son:

  • Tratamiento de relleno con ácido hialurónico: el cuerpo genera ácido hialurónico de forma natural pero con el paso del tiempo se degrada y pierde capacidad de síntesis. Como resultado, los labios se vuelven más finos y menos definidos y aparecen las arrugas. El ácido hialurónico permite devolver hidratación y volumen a los labios pero siempre de forma natural. Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria con anestesia local y para mantener el resultado hay que repetirlo una vez al año, según el paciente.
  • Micropigmentación: la micropigmentación, sobre todo del arco de Cupido (que se encuentra en línea recta entre la nariz y los labios) permite embellecer y equilibrar los labios como si fuera un “maquillaje semipermanente”. Además disimula las imperfecciones y atenúa las arrugas. Este tratamiento, como el anterior, se realiza ambulatoriamente y el resultado se ha de ir manteniendo según el tipo de piel y de labio y dependiendo también del propio sistema inmunológico, que va eliminando las partículas de pigmentos.

El doctor Vila-Rovira recuerda que no son aconsejables los productos de larga duración, como la silicona y similares. Asimismo, recalca la importancia de que labios deben ser discretos y naturales y que los productos y tratamientos elegidos dependen también de las características y gustos del paciente.