Una pelota de tenis para acabar con el estrés y el dolor de pies

¿Te duelen los pies a lo largo del día? Te contamos cómo puedes remediarlo.

En la imagen, una mujer saca los pies por la ventanilla del coche.
En la imagen, una mujer saca los pies por la ventanilla del coche.AnjaUnsplash

¿Sientes un dolor intenso en la planta del pie cuando practicas deporte y realizas determinados movimientos? Suele suceder cuando hacemos posturas en equilibrio que implican a todos los diminutos músculos que pueblan esta zona. Es probable que también te duelan los pies por la noche, a raíz de haber llevado un calzado inadecuado a lo largo del día, incluso si no has optado por un zapato de tacón. Las personas con sobrepeso acusan también este tipo de dolencias. No es necesario sufrir una fascitis plantar para verse en la necesidad de liberar tensiones y masajear nuestros pies.

La fascitis plantar es, según indican los expertos de Mayo Clinic, “la inflamación de una banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies”. El objetivo de la liberación miofascial es estirar y disminuir la tensión de la fascia para que esta y otras estructuras contiguas puedan moverse de nuevo libremente. La liberación miofascial se puede hacer de diferentes maneras. De hecho podemos usar una pelota de tenis para emplearla como las más estudiadas herramientas (de evidencia científica demostrada) que te enseñamos bajo estas líneas.

Rodillo de masaje para pies de Amazon.
Rodillo de masaje para pies de Amazon.AmazonCortesía de la marca

Este rodillo de pie ayuda a estirar, masajear y aliviar los músculos doloridos y cansados. Está altamente calificado por los fisioterapeutas para el tratamiento de la fascitis plantar y es perfecto para los atletas porque ayuda a desplegar nudos dolorosos y puntos de presión. El entrenador personal, fundador y director del centro DICAfit, Álvaro Díaz Carazo, recomienda guardarlo en el congelador y usarlo como terapia de frío para un alivio aún mayor. Es más, asegura que si congelamos una botella de agua pequeña y la usamos como rodillo podemos conseguir un efecto de relajación similar al que lograríamos con este instrumento si no disponemos de él. Tiene un precio de 12,69 euros en la web de Amazon y merece la pena tenerlo en casa.

En la imagen, una mujer hace uso de la pelota para masaje de Decathlon.
En la imagen, una mujer hace uso de la pelota para masaje de Decathlon.DecathlonCortesía de la marca

Por otro lado, la pelota de Decathlon que te mostramos en la imagen superior permite realizar masajes localizados y profundos en músculos y puntos gatillo. Tiene un precio de 3,99 euros en la web de la marca y la puedes emplear como te mostramos en el siguiente vídeo.

Si no dispones en casa de esta pelota, puedes usar temporalmente una de tenis. Díaz Carazo recomienda colocarla en el punto de máxima tensión sin ejercer presión. Repartiremos el peso de nuestro cuerpo de manera que el pie sin pelota cargue con un 75% aproximadamente y poco a poco iremos pasando ese peso al pie bajo el que hemos colocado la pelota para regresar después a la posición inicial y repetir la secuencia tantas veces como sea necesario hasta notar un alivio. Otro de los instrumentos que el experto suele utilizar con sus clientes cuando acusan algún tipo de dolor es el que te mostramos a continuación.

Disco de propiocepción.
Disco de propiocepción.FisaudeCortesía de la marca

Se trata de un disco especial para mejorar el equilibrio y trabajo de propiocepción. Muy utilizado en terapias y rehabilitaciones. Ayuda a fortalecer tobillos, piernas, rodillas y hombros, aunque también se puede guardar el equilibrio sentado y ejercitar las piernas. Está recomendado para la rehabilitación, el equilibrio postural y el fortalecimiento de músculos, tendones y ligamentos. Tiene un precio de 19,50 euros en la web de la tienda online de salud Fisaude y te va a ayudar sobremanera. Además, dado que en los pies encontramos cantidad de terminaciones nerviosas, estos masajes nos ayudarán también a acabar con el estrés. Esto sumado a que el masaje es uno de los más agradecidos gestos de autocuidado y que supone un ratito que nos concedemos a nosotros mismos nos induce a una relajación que merece la pena experimentar.

No hay problema sin solución cuando uno se pone en manos expertas.