Krápula: fiebre por el atún y el rock

El mejor pad thai mediterráneo en pleno Barrio de Salamanca de Madrid

KRÁPULA
KRÁPULAACCION Y COMUNICACION

Los amantes del atún rojo de almadraba están más de suerte que nunca. Y es que en un Madrid en el que todavía se puede hacer una “comicena” se encuentra en la tan de moda Calle Jorge Juan la segunda joya de la corona del Grupo Zoko, Krápula. Alma rockera y atunera, es así como definen su espíritu los fundadores y todos esos gourmets que se dan cita en en local, que a más de uno le resultará familiar cuando se sumerge en su interior, debido a esa impronta estética Kukuxumuxu (en honor a uno de los fundadores del Grupo) y ese toque ecléctico y nada sencillo, firmado por Diego Leandri, que, inspirado en la psicodelia de los años 60, convierte el bar-restaurante, se ha convertido en uno de los sitios más peculiares en la calle dominada por Quintín, Paraguas o Amazónico.

Krápula (Calle Jorge Juan, 27) abrió sus puertas escasos meses antes del confinamiento, encarnando la más pura esencia de Grupo Zoko, un proyecto de agitación sociocultural que apuesta por la creación de conceptos disruptivos en el paladar y en la estética. Y por un precio más que razonable.

En la carta destacan las croquetas de chicharrones de Cádiz con caviar de queso payoyo; el carpaccio de picaña; el serranito de ventresca de atún (una versión del bocadillo sevillano). Yo pude degustar el pad thai mediterráneo (trabajado como una carbonara) y el bombón de atún (plato ganador de una Ruta del Atún de Zahara de los Atunes), entre otros entrantes. Pero también destacan los gambones al ajillo en tempura con oreja de árbol; las albóndigas de choco y langostinos; el flamenquín de vaca con cecina de León y la chuleta de vaca pinta madurada. Un templo de las rarezas gastronómicas, dignas de un homenaje, que no dejan indiferente a nadie.

Los “krápulas” de morro fino: 4 creadores y creativos de las emociones para el paladar

Y es que detrás del Grupo Zoko se encuentra una “tribu de gamberros de morro fino”, como se les define. Formada por Peter Alexander, un hostelero de pro con más de 20 años de experiencia en Argentina, Inglaterra y España; el cocinero Javi Álvarez, formado en los mejores restaurantes tradicionales y de vanguardia de Madrid, Londres y Granada; el periodista Jon Sistiaga; y el dibujante Mikel Urmeneta, creador del universo Kukuxumuxu. Los orígenes del sello se remontan a 2012, cuando abre el primer restaurante Zoko en Zahara de los Atunes (Cádiz) de la mano de Peter. En 2016, este se alía con Javi (que a los 21 años había montado su primer negocio propio en la zona, donde solía veranear) y juntos inauguran, también en Zahara, la arrocería Zokarrá. En 2017 nace Salvaje Zahara, especializado en brasas, y ese mismo año, ya con el apoyo, más que económico, anímico de Mikel y Jon (con quienes Peter y Javi comparten credo vital y el espíritu de agitación social), desembarcan en la capital con Zoko Retiro. Dos años más tarde, en noviembre de 2019, los cuatro socios crean Krápula, el alma fiestera, rockera y atunera del barrio de Salamanca.