• Maldita Nerea sale de su zona de confort
    /

Maldita Nerea sale de su zona de confort

Maldita Sinfónica se presentará este sábado en Barcelona después del éxito en Madrid y Murcia

Con los pies en el suelo, la humildad por bandera y ese carisma que lo hace tan especial, ese mismo carisma que hace que lo escuches cantar encima de un escenario, dar una conferencia en un auditorio o charlar con él en un bar, un lunes cualquiera. Hemos quedado con Jorge Ruiz, líder de Maldita Nerea, para tomar un café antes del concierto del sábado en Barcelona con 'Maldita Sinfónica' en el Palau de la Música. Una experiencia que les ha hecho salir de su zona de confort, rencontrarse con la música y su público, sentir la magia y sentirse un instrumento más de una orquesta sinfónica. La magia de sentir la música a través de esta nueva aventura que llenó en Murcia, después en Madrid y ahora sigue el mismo camino para repetirlo en Barcelona.

¿Cómo surgió la idea de 'Maldita Sinfónica?

Me venía grande, pero un colaborador nuestro que forma parte de la Orquesta Sinfónica de Murcia me convenció y dije que sí, pero con la condición de hacer algún concierto más, como en Madrid y en Barcelona. Entonces apareció Alicia Morote, la arreglista, y es la clave del proyecto. Yo quería una mujer que lo hiciera, por esa sensibilidad tan especial y ella nos cayó del cielo y no fallamos. Desde la primera demo me di cuenta que había química y que podía llevar las canciones a una sensibilidad a la que yo no llego.

Está saliendo muy bien, quiero pensar que no nos hemos equivocado. Es un barco muy grande, llevar canciones pop que tanto han sonado en la radio al terreno sinfónico... Era salir de nuestra zona de confort, pero está siendo mágico.

¿Cómo ha sido salir de esta zona de confort?

La naturaleza es incómoda, si no salimos de nuestra zona de confort no funciona. Eso es así. Si yo no llegaba a esa sensibilidad que buscábamos, tenía que encontrar a alguien que lo hiciera. Saliendo de la zona de confort solo salen cosas buenas, confiando en la creatividad del otro. Y eso es lo que está pasando, encontrar a Alicia ha sido un regalo, solo por eso ya merece la pena. Me siento parte de su descubrimiento, es una chica tan joven, con tanto talento y tanto por hacer...

¿Alguna anécdota de los dos conciertos anteriores?

Está siendo mágico. Nosotros hacemos canciones para ser contadas, yo soy un cantante que hace canciones para que la gente las cante, y ahora soy yo el que tengo que cantar y la gente me escucha. ¡Nunca antes me había pasado! Y ves a gente ahí sentada, aguantando sin poder cantar por el respeto que da la sinfónica. Está siendo una experiencia única, no estamos acostumbrados a que la gente se levante 5 o 6 minutos a aplaudir y ovacionar. Yo no estoy acostumbrado a ser un instrumento más, eso para mi es lo más difícil que he hecho en la vida, que la gente me esté escuchando cantar.... Es todo mucho más humilde, más riguroso, porque todos los fallos se ven.

¿Cómo se hace, en esta época, para no tener haters ni polémicas?

El equilibrio no le interesa a nadie, nosotros no generamos polémicas por eso, porque siempre buscamos ese equilibrio. Hacemos letras sobre el amor propio, ¿a quién le interesa el amor propio? Por ejemplo, 'El secreto de las tortugas' es una canción de filosofía y nadie lo sabe. Pero sí, no tenemos haters y eso en la actualidad es muy raro.

¿Cómo se plantea este 2019?

Este viernes 22 sale el disco del concierto de Murcia, el sábado el concierto de Barcelona, después antes de verano esperamos anunciar el nuevo proyecto... Gira y más gira, y a lo mejor algún concierto más del sinfónico que estamos cerrando. Este disco es un regalo de la vida.

Y para Jorge... ¿Qué es la música?

El código de los códigos. Una de las creaciones humanas más potente para unir el alma que tenemos, y tendría que ser tratado como tal. No como algo 'cultural', es algo que a los humanos nos ha dado mucha utilidad, no puede ser algo secundario, es primario, está en nuestro ADN.

En el momento actual que vivimos, ¿a quién le diría Jorge, 'No pido tanto idiota'?

¡Buena pregunta! Hay mucha gente a la que le diría eso...Pero la canción era para una persona en concreto, que aún no la ha escuchado. Pero se lo diría a cualquier persona que no se respete a ella misma, que son el 99% de la población.