Doña Letizia pasea la moda española por París

La Reina, durante su visita en París.
La Reina, durante su visita en París.

Doña Letizia ha vuelto a poner de manifiesto su elegancia, esta vez en París, donde los Reyes se han entrevistado hoy con el presidente francés, François Hollande, y con el primer ministro, Manuel Valls, y su esposa, Anne Gravoin. En esta ocasión, ha lucido un modelo de su modisto de referencia, Felipe Varela, con falda de vuelo bordada en hilo de seda hasta las rodillas y manga francesa. Como complemento, un cinturón dorado que estilizaba aún más su silueta, una cartera de mano y unos zapatos de tacón en el mismo tono que el vestido.

Anne Gravoin lució un vestido en un tono similar al de Doña Letizia, con sandalias negras y el pelo suelto, frente al moño de la Reina.

Valls salió a recibir al monarca al patio del palacio, cogido de la mano de su esposa, quien saludó con dos besos a la Reina Letizia, en tanto que su marido estrechaba la mano de Felipe VI.

Los cuatro posaron ante las cámaras de los numerosos fotógrafos y camarógrafos congregados en el lugar, primero en el patio, tras subir la escalinata de acceso al palacete, y también en el interior, sin que mermara la expectación de los medios de comunicación.

Cuando salieron del Hôtel de Matignon, la insistencia de los periodistas para que Felipe VI les dirigiera la mirada provocó una divertida anécdota con el primer ministro como protagonista.

Un fotógrafo no dejaba de invocar al Rey como "majestad, majestad", en francés, con unas voces a las que Manuel Valls contestó, divertido: "¿Es a mí a quien llama majestad?"

El reportero le respondió negativamente y el mandatario francés, sin perder la sorna, le replicó: "Pues debería".