Joaquín Prat, mallorquín del verano

El presentador recogió el galardón en la suite 704 del GPRO Valparaíso Palace

Joaquín Prat
Joaquín Prat

El presentador recogió el galardón en la suite 704 del GPRO Valparaíso Palace.

«Fíjate si soy mallorquín que me conozco hasta los calabozos de Palma, de dónde me tuvo que sacar mi tía». Una tía, Cecil Sandberg, que el viernes acompañó a Joaquín Prat Sandberg a recoger el galardón «Mallorquín de verano» en la suite 704 del GPRO Valparaíso Palace. Prat lleva 43 años veraneando en Mallorca, todos sus buenos recuerdos se encuentran repartidos entre el puerto de Andratx, donde disfrutó con sus padres, y la colonia Sant Jordi, donde pasa las vacaciones con su mujer y sus hijos, que no le pudieron acompañar a recoger las distinciones que le entregó Toni Ferrer, director del hotel: una palmera de vidrio de Gordiola y una «senalla» con productos típicos de Baleares. Su familia está en Marbella hasta el 18 que se instalarán en la ínsula.

Al presentador de «El programa de Ana Rosa» le hizo tanta ilusión el reconocimiento que no dudó en coger el primer avión, justo al acabar el espacio, y plantarse en la isla para pasar 48 horas, «aunque sea poco recargo pilas y el domingo a última hora regreso a Madrid». Este homenaje ya lo han recibido antes la primera mujer de Michael Douglas, Diandra, el ex jugador Fernando Romay y el ex embajador de EE UU, James Costos.

Por cierto, Costos y su marido, Michael Smith, acogerán al matrimonio Obama a mediados de agosto. La pareja suele alquilar la casa de Marieta Salas, «Ses planes» (Esporles), para pasar unos días de descanso. El año pasado invitaron a Michelle y este año parece que vendrá con el ex mandatario. En esa finca se celebró una fiesta muy regia, el mismo día que hacían la cena de armadores en el club náutico, a la que acudieron los Reyes Felipe y Letizia a pasar un rato de lo más festivo.