Custo Barcelona renueva el discurso de la moda en Lanzarote

La isla canaria acogió el desfile de Custo Barcelona en la primera edición del Lanzarote Fashion Weekend.

La isla canaria acogió el desfile de Custo Barcelona en la primera edición del Lanzarote Fashion Weekend.

“Las pasarelas necesitan proyectos como este”. Así resumía Custo Dalmau, diseñador de Custo Barcelona el evento que tuvo lugar en Lanzarote. La isla canaria acogió este fin de semana la primera edición del Lanzarote Fashion Weekend, un espacio en el que la firma catalana ha sido la protagonista gracias a un desfile único en el que arte, moda y naturaleza convivieron en un show que no dejó indiferente a nadie.

Custo Barcelona ofreció una colección inspirada en los elementos naturales más icónicos de la isla volcánica en el entorno natural de Jameos del Agua. Esta vez la pasarela se trasladó al tubo volcánico diseñado y creado por el artista César Manrique donde se presentó la colección con un marco incomparable y que nunca antes la firma había experimentado. El propio Custo destacaba al final del desfile esta novedad: “Para nosotros era una manera de salirnos de la pasarela tradicional, hemos hecho desfiles en muchas partes del mundo y todos se parecen, y Lanzarote es lo más creativo que he visto nunca, aquí la naturaleza ha sido generosa al máximo”. El diseñador, que se considera “un enamorado de la isla”, dijo que siempre había querido presentar una colección en Lanzarote ya que el espectáculo es totalmente diferente: “Esta colección la ves en una pasarela tradicional y luego la ves aquí y la sensación es totalmente distinta. Las pasarelas necesitan proyectos como este para salir de lo clásico que es ya machacante y repetitivo. Hacen falta proyecto así, aunque sea mucho más complejo. Es una manera de renovar el discurso de la moda”. Custo explicó que el involucrarse de esta forma con un espacio natural hace que la moda sea “más de calle” y no solo se quede en las pasarelas: “Me gustaría que las modelos estuvieran aquí vestidas, que se integraran en la fiesta y que fuera un proyecto real de moda, que llega a la calle”.

El diseñador posa junto a Helen Lindes

Y es que, tras el desfile, tuvo lugar un cóctel y una fiesta posterior para todos los asistentes al evento, entre los que se encontraban rostros conocidos como la diseñadora Miranda Makaroff, la bloguera Fiona Ferrer, la diseñadora y dj Brianda Fitz James Stuart y el torero Óscar Higares. También estuvo la modelo Helen Lindes, natural de Lanzarote, que inauguró las jornadas como madrina del evento y quien no se atrevió a desfilar a pesar de que el propio Custo Dalmau se lo pidió públicamente. Quienes sí se subieron a la pasarela fueron la ex miss España Elisabeth Reyes y la ex modelo Carla Pereyra, que lucieron la colección “Cápsula” de Custo Barcelona, caracterizada por el inconfundible sello de la marca. De la selección de prendas, preparadas para el caluroso clima de la isla, destacaron los brillos, los metalizados, los estampados y los colores vivos. Fueron presentadas en distintos volúmenes con tejidos como sedas muy finas, jaquards de punto, nylon y tejidos calados. De la amplia colección, ocho “looks” estaban inspirados en los elementos naturales más característicos de Lanzarote. Las tonalidades rojas y oscuras inspiradas en la lava y la ceniza del paisaje volcánico, así como los brillos en sus aguas cristalinas componían unas prendas que hasta en el mínimo detalle tenían el sello de la isla canaria. “Hemos colaborado con algunos artesanos que hacen trabajos de hilo hechos a mano, y algunos vestidos tenían unas rosetas que no se apreciaban a penas. La inspiración de la isla sobre todo ha estado en los rojos brillantes para representar la lava del volcán”, detalló el modista.

La expectación de esta primera edición del Lanzarote Fashion Weekend hizo que las entradas para ver el desfile de se agotaran mucho antes de la cita, teniendo así una inmejorable acogida que el diseñador celebró, pero también lamentó por las personas que no pudieron disfrutarlo: “He tenido amigos que no han podido venir porque no había aforo”.

A pesar de que en la firma apuestan por nuevas formas de expresión de la moda, el modista se sinceró: “Antes la moda era una industria de perfil creativo y ahora es una industria de mercadotecnia total, a base de precio y distribución rápida. Nosotros preferimos seguir practicando la moda antigua, la creativa”. Y es que, aunque suene extraño, Custo añadió: “Somos creativos de vestir y nada más, muchas veces me lo preguntan y no sé si me dedico a la moda, me dedico a la ropa y no sé si lo que hago está de moda”.

Los invitados a la cita disfrutaron de unos días de inmersión en la isla donde visitaron el Parque Nacional de Timanfaya, entre otros lugares, y probaron la comida típica de la isla.