• 1

La nueva y rejuvenecida figura de Susana Díaz

La presidenta andaluza ha perdido volumen abdominal y ha optado por el tono “nude” para su cabello

  • La presidenta andaluza ha perdido volumen abdominal y optado por el tono «nude» para su cabello
    La presidenta andaluza ha perdido volumen abdominal y optado por el tono «nude» para su cabello

Tiempo de lectura 4 min.

13 de octubre de 2018. 17:28h

Comentada
Marta Boira Vara de Rey.  13/10/2018

Mucho se está especulando sobre la nueva imagen con la que Susana Díaz afronta su precampaña electoral y la verdad es que está muy rejuvenecida. Ya hace un año, a la vuelta de vacaciones, observé la considerable pérdida de peso de la presidenta de la Junta de Andalucía y sus moderados retoques faciales. Pues bien, este año no solo ha conseguido mantener la figura, sino que también ha perdido el volumen abdominal. Desde el punto de vista de un experto, solo hay dos razones por las que se puede perder la grasa del abdomen: porque se haya sometido a una abdominoplastia, por hábitos saludables que incluyan dieta equilibrada y ejercicio, o por ambas cosas. Aseguraría que Susana está en manos de expertos que la asesoran no solo para perder peso, sino para mantener el actual. Pocos lo hacen, pues casi siempre seguimos la primera dieta que alguien nos dice que le ha ido bien. Según la doctora Martín, de la clínica Menorca, cuando nos sobran más de cinco kilos hay que ponerse en manos de expertos, que adaptarán la dieta a los horarios de trabajo y a la vida social, y que enseñan a tener unos hábitos saludables en el tiempo. Pero hay ocasiones en las que esto no es suficiente. El aumento de peso y los partos hacen que se acumule grasa con facilidad favoreciendo la flacidez de la piel, así como la distensión de la pared muscular. Y para ello está indicada la abdominoplastia. Con esta cirugía se elimina el exceso de grasa y de piel y se recolocan los músculos. Dura entre dos y cuatro horas y se realiza con anestesia general. El color de pelo es otra de las claves y uno de los elementos que mejoran nuestra imagen, especialmente, de cintura para arriba. Cambiar el color puede rejuvenecer y aportar un toque más sexy y «chic». Algunas estrellas de Hollywood lo han demostrado pasando de un rubio dorado a un rojizo, e incluso al castaño medio. El pelo «nude», que es el que ha conseguido Susana, aboga por reflejos que se asemejen a tu color natural. En realidad, se acerca bastante al rubio natural, que rara vez se consigue en las peluquerías, pues las melenas tienden a teñirse con tonalidades frías (rubio pollo) o cálidas (rubio butano). El «nude» es una alternativa perfecta para aquellas que quieran un cambio no muy llamativo, como las coloraciones platinadas, rojas y «ombré», que también están de moda. Tras lucir el cabello con el efecto «strobing», es decir, con luces marcadas alrededor del rostro, Díaz ha optado por el «nude», más uniforme y natural. Anicel, colorista de Kom Karisma, subraya que cada mujer tiene un color ideal y que los cambios están relacionados con el aspecto emocional. «Para lograr este efecto, se debe tener bastante experiencia en coloración, ya que implica mucha técnica; el colorista ha de crear el color “nude” porque en sí no existe en un tubo de tinte; ahí surge el desafío, en mezclar pigmentos para crear estos tonos más suaves y pasteles», y eso solo lo consigue con Goldwell. La clave es trabajar las bases apagadas con coloraciones que sirvan para crear luz de una manera natural mezclando tonos cálidos y fríos similares. La gracia de esta tendencia es que a todas nos queda bien, por lo que no te vuelves esclava de la peluquería: «Además, es un color “soft” y, por ende, no tan llamativo, pero sí elegante».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs