Andalucía

Contratos «precarios» en el Valme para reducir las listas de espera

Satse denuncia que el SAS «obliga» a enfermeros a trabajar menos horas durante más días

Aunque la Junta y los sindicatos firmaron a finales de 2016 un acuerdo para la estabilización del empleo en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) –15.000 sanitarios se convertirían en interinos–, lo cierto es que la precariedad laboral sigue produciéndose, en forma de contratos eventuales a tiempo parcial. Es lo que está ocurriendo en el sevillano hospital de Valme. Según el sindicato de enfermería Satse, se están ofertando este tipo de contratos a enfermeros para cubrir la actividad quirúrgica en horario de tarde, con el objetivo de reducir las listas de espera. La central alerta de que «se está obligando a los profesionales a trabajar todos los días en jornadas de cinco horas, en vez de las jornadas completas de siete durante tres días a la semana, legalmente establecida por el SAS». Esta distribución, aclara, solo se puede aplicar de acuerdo con el trabajador y «nunca impuesta de forma unilateral por parte de la dirección de los centros».

Publicidad

Esta situación provoca «graves perjuicios» a los afectados, además de no fomentar la conciliación familiar. También se generan «otros problemas organizativos en el centro que no benefician la continuidad asistencial». Junto a ello, pone el acento en la «discriminación» que se produce con el resto de enfermeros. «En esta actividad quirúrgica programada se aplican diferentes condiciones laborales y retributivas entre las distintas categorías implicadas», subraya, poniendo como ejemplo el personal médico, que «percibe además su complemento retributivo de continuidad asistencial».

Para Satse, a la dirección del hospital «parece que no le importa maltratar al personal más vulnerable ni incurrir en lo que podría considerarse un fraude de ley», ofertando este tipo de contratos «solo para conseguir maquillar sus indicadores de espera». En este punto, recuerda que en los últimos años la espera media para una intervención quirúrgica se ha incrementado «sensiblemente». En el caso de las intervenciones incluidas en el decreto 209/01, con garantía de 180 días, se ha pasado de los 51 días de media que se esperaba en 2012 a los 57 en 2015, 59 en 2016 y 66 a junio de 2017, el último dato oficial publicado. En esa fecha había 62.399 pacientes en espera en el Valme.

Por ello, el sindicato exige a la dirección que oferte contratos a tiempo completo y, si son parciales, que incluyan las jornadas de siete horas diarias «si realmente su objetivo es mejorar la asistencia». En el caso contrario, presentará una denuncia ante la Inspección de Trabajo y en «otros organismos competentes».

De otro lado, en relación a las nuevas jornadas de huelga anunciadas por los médicos de atención primaria de Málaga, los convocantes continuarán con la convocatoria hasta que la Junta «no aclare y dé cifras concretas» de los cambios que quiere realizar, especialmente sobre los nuevos cupos de médicos por paciente. Los facultativos, insisten, «no aceptarán ninguna solución que no acepte los diez minutos por paciente y los 25 por jornada a demanda». La propuesta incluye también «la creación de agendas de tiempo protegido para consultas programadas, visitas domiciliarias, actividades comunitarias y formación».

Publicidad