De la «pasión» y el «coraje» a la «sencillez» y la «claridad»

Helvetia Seguros arranca su nueva campaña basada en buscar «soluciones» para el cliente

Javier García, Julia Casanova, José María Paagman, Antonio García, Carlos Martín y Agustín Bravo, durante la presentación de la campaña de Helvetia Seguros
Javier García, Julia Casanova, José María Paagman, Antonio García, Carlos Martín y Agustín Bravo, durante la presentación de la campaña de Helvetia Seguros

Helvetia Seguros arranca su nueva campaña basada en buscar «soluciones» para el cliente

«Nuestro principal objetivo es lograr la satisfacción del cliente, para ello, debemos realizar procesos simples y utilizar mensajes claros. En mente está el cliente final. El cliente satisfecho es el objetivo», expuso José María Paagman director general de Helvetia Seguros. Con puntualidad suiza arrancó la presentación de la nueva campaña de comunicación de la compañía aseguradora helvética en su sede social de Sevilla, un edificio de Moneo frente a la Torre del Oro que sintetiza el espíritu de la entidad. La «claridad» y la «sencillez» predominan en el mensaje, cuando se cumplen «tres años» de la última estrategia comunicativa centrada en «la pasión» y «seis años» de la anterior, basada en «el coraje» y con la impactante –«e inédita en una capital»– puesta en escena de los highliners franceses Julien Millot y Trancrède Melet, según expuso Javier García, director de Márketing y Responsabilidad Corporativa de la compañía.

«El éxito viene de destacarse, no de encajar», señala Don Draper en la mítica «Mad Men». ¿Para qué sirve la publicidad? «Una marca si no se difunde, deja de ser una marca. Es un secreto», citó Javier García. «Hace 10 años, la notoriedad de marca era del 0%, esto es, el porcentaje de la población de España que conocía la marca Helvetia Seguros, explicó Javier García, y «ahora» es de «en torno al 40% a nivel nacional». «En Sevilla o Navarra», donde hay una fuerte implantación, prácticamente es «del 100%». En el País Vasco, algo menos. El nuevo eslogan de la compañía: «simple. claro. helvetia».

Con la nueva campaña, según expuso Helvetia Seguros, se pretende «dar respuesta a los clientes que demandan informaciones y servicios más claros y sencillos sobre los seguros». Para ello, «la compañía apuesta por un nuevo modelo de comunicación, basado en tríadas, en el que utiliza mensajes simples y claros para mostrar de una manera atractiva todas las prestaciones que ofrece». El diseño de las tríadas es «sencillo»: letras negras sobre fondo blanco. La primera línea de la tríada introduce un tema. La segunda presenta un reto o dificultad y, por último, en la tercera línea, Helvetia Seguros ofrece una solución. Como cierre, todas las tríadas utilizan el lema «simple. claro. helvetia», todo en minúscula para aportar más claridad aún, y que, a partir de ahora, pasa a ser el nuevo claim de la aseguradora, subtitulado con el ya clásico «tu aseguradora suiza».

Con esta campaña la compañía traduce los elementos centrales de la estrategia corporativa Helvetia 20.20 en una nueva experiencia de marca: «Helvetia Seguros quiere actuar de forma ágil, innovadora y centrada en el cliente, es decir, ofrecer soluciones sencillas y claras», subrayaron.

Durante la presentación, con una activa participación a través de las redes sociales (donde se sorteaban cheques regalo cada hora), tuvo lugar una mesa redonda moderada por el periodista Agustín Bravo. En el acto participaron, además del director general de Helvetia Seguros, José María Paagman, y del director de Marketing y Responsabilidad Corporativa de la compañía, Javier García, empleados como Antonio García y el cliente y proveedor Carlos Martín, quienes abordaron las principales directrices de la campaña. Julia Casanova, responsable de Auditoría Interna señaló que «el cliente es el principal protagonista de nuestra nueva campaña». «Con esta iniciativa queremos hacerle todo más fácil al cliente, utilizando un lenguaje sencillo y claro y ofreciéndole una solución personalizada, óptima y transparente a sus problemas», incidió Javier García, que citó como «otra diferencia» que la campaña, a diferencia de la competencia, en ningún momento habla «de precios», comunicando, desde un fondo blanco que evoca «transparencia», «estabilidad, solvencia y seriedad».