Guerrero pide a Alaya que cite a un mando de la UCO

La Razón
La RazónLa Razón

SEVILLA- El ex director general de Trabajo y Seguridad Social, Francisco Javier Guerrero, imputado en la causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE), ha solicitado a la instructora de la misma, Mercedes Alaya, que cite a declarar «al superior jerárquico de los números de la UCO –los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil– que intervienen en las investigaciones de estas diligencias previas». Así consta en un escrito elevado al juzgado número 6, en el que la representación legal de Guerrero realiza una crítica severa a la «inexactitud y falsedad» de un informe de los investigadores. ¿A qué hace referencia? A los supuestos ingresos de origen fraudulento en las cuentas bancarias del ex alto cargo de la Junta.

Su abogado, Fernando de Pablo, recuerda que el 20 de marzo de 2013, en el marco de la primera fase de la «Operación Heracles», la juez amplió las imputaciones contra su cliente y decretó su ingreso en prisión provisional por segunda vez. El «fundamento» para ello fue, según De Pablo, «el delito de cohecho» soportado en informes de la UCO, en los que se manifestaba que su representado «había recibido una serie de transferencias en sus cuentas provenientes del holding Vitalia –una de las aseguradas implicadas en la trama–». El letrado interpuso un recurso de apelación en el que aportó «sendos certificados bancarios» de las cuentas mencionadas por la UCO «demostrativos» de la «falsedad» de sus conclusiones. Ahora recuerda que tras el análisis de las cuentas se pueden negar las transferencias de Vitalia, de su ex directivo Antonio Albarracín o del resto de las empresas investigadas. «No existe un sólo movimiento que soporte la sospecha de ilegal o tan sólo irregular», insiste el letrado, que pide al juzgado «los detalles» en los que se basaron los agentes para precipitar la segunda estancia de Guerrero entre rejas.