La candidata in péctore Susana Díaz podría ser proclamada el día 22

La Razón
La RazónLa Razón

El tsunami provocado en la política andaluza por la confirmación de que el presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, está en retirada y la convocatoria de unas Primarias contra reloj, fechadas «a priori» el 29 de julio, ha levantado lecturas de todo tipo. Una fuente histórica del partido aporta una nueva: «Lo sucedido estos días es el colofón de lo que es una realidad desde hace algún tiempo», deslizó. ¿A qué se refiere? «El PSOE-A se ha convertido en lo que nunca ha sido: una fuente de problemas para el PSOE en su conjunto», concreta.

Sin querer o no, el discurso con el que Griñán confirmó en sede parlamentaria que no repetiría como aspirante autonómico, con aseveraciones como la necesidad de «savia nueva», hizo que las miradas se dirigiesen otra vez hacia el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. El debate sobre su relevo permanece latente casi desde su elección al frente de un partido roto.

La misma fuente precisa que el nuevo foco de conflicto «San Vicente-Ferraz» se mantiene «desde algún tiempo». «Sobre todo», matiza, «a partir del Congreso de Sevilla». Tablero en el que venció Rubalcaba, pese a que la dirección andaluza no ocultó que su apuesta era Carme Chacón. Desde entonces, «en vez de ejercer el peso de ser la federación más numerosa para contribuir a la calma, lo está haciendo para lo contrario», lamenta el interlocutor de este diario. Los desencuentros entre Griñán y Rubalcaba son conocidos, aunque el primero ha negado en varias ocasiones haber sido desleal al segundo. Sí le ha reclamado en ocasiones dosis de autocrítica y una oposición más dura al Gobierno de Rajoy.

En ese escenario de ir a la contra, o más bien a lo suyo, el PSOE regional está inmerso en sus primeras Primarias para designar cartel electoral. Griñán ha logrado desde 2010, cuando relevó a Manuel Chaves a las riendas del partido, una cuota de poder real en la formación que ahora pondrá a favor de la sucesora señalada, aunque no oficialmente, la consejera de Presidencia y secretaria general de los socialistas sevillanos, Susana Díaz.

Mientras los movimientos de ficha se suceden por parte de la dirección, el sector crítico, que aglutina en torno al 30% del partido, rechaza la premura del proceso de Primarias.

«Si Griñán no se va a ir todavía, como ha dicho –de momento insiste en su intención de agotar la legislatura–, no hay que hacer las cosas tan rápido», lanzan fuentes de ese colectivo. Consideran que todo «ha sido una artimaña» apenas disimulada para designar sucesora a la vieja usanza revestida de la apertura a la militancia que los nuevos tiempos reclaman. Insisten en que «las prisas nunca son buenas» y defienden que debería haberse planteado una hoja de ruta en la que «hubiera dado tiempo a la organización a recuperarse de una decisión tan importante como la que ha tomado Griñán y actuar en consecuencia». En ese sentido, el diputado socialista en el Parlamento andaluz por Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, admitió ayer a Ep que es «difícil y complicado» que alguien, al margen de la estructura de la dirección, consiga los avales necesarios para poder optar a las Primarias –la federación cuenta con más de 45.000 afiliados y se necesitan en torno a 7.000 firmas de apoyo–. Una misión «titánica» para Gómez de Celis, quien, no obstante, puntualizó: «Es complicado, pero no hay nada imposible en la vida». Con todo, dejó claro que él no dará el paso. En su perfil de Twitter se puede comprobar que se reunió con la ex consejera de Gobernación y de Justicia en dos gobiernos de Chaves y que no es diputada «motu proprio» Evangelina Naranjo. Como ya adelantó LA RAZÓN, es uno de los nombres que los críticos barajan como posible rival de Díaz, junto al de otra mujer que pierde fuerza: la ex consejera Micaela Navarro. ¿Uno de sus hándicaps? «En las provincias orientales se la conoce poco ahora», apuntan desde allí.

Al margen de sus maniobras, la Comisión Ejecutiva Federal se reunirá el lunes con el único punto en el orden del día de analizar la convocatoria de Primarias en Andalucía. La cita mensual de este órgano no estaba prevista hasta el 8 de julio, pero lo sucedido en la comunidad ha obligado a adelantar el encuentro en Ferraz para posibilitar que se cumplan los plazos acordados por la federación autonómica. En relación a ese punto puede haber una novedad. Según el proceso explicado en San Vicente, el periodo de recogida de avales se abrirá el 2 julio, se prolongará hasta el 17 y se votaría el 29. Si bien, si finalmente sólo se presenta un postulante, no haría falta votar y la candidata «in pectore» Susana Díaz podría ser proclamada el 22. De momento, ayer recibió el respaldo del diputado José Caballos, quien la considera una socialista «de pura cepa» y «sin complejos».