MENÚ
lunes 23 abril 2018
11:29
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La seguros médicos privados crecieron un 2,5% durante la crisis

Los Presupuestos de la Junta de Andalucía recogen 427 millones para la asistencia sanitaria con medios ajenos y los conciertos sanitarios durante la recesión han pasado de los 145,9 millones de 2010 a 170,8 en el presente ejercicio

  • La presidenta de la Junta, Susana Díaz, volvió a referirse a la sanidad pública como «la joya de la corona» en la última sesión plenaria
    La presidenta de la Junta, Susana Díaz, volvió a referirse a la sanidad pública como «la joya de la corona» en la última sesión plenaria
Sevilla.

Tiempo de lectura 5 min.

12 de junio de 2017. 21:43h

Comentada
M. González Q.  Sevilla. 13/6/2017

Las cifras matizan el discurso oficial sobre la «joya de la corona» –en el último debate en el Parlamento, la presidente lo volvió a repetir– de la Junta. La sanidad privada no deja de crecer y, a pesar de los últimos años de problemas económicos, sobre todo en las familias, continúa al alza. El «blindaje» de la sanidad pública queda en entredicho ante el, en muchos casos, obligado exilio a la privada por las listas de espera y la atención «minutada». El auge de la sanidad privada llega a tal punto que las urgencias de estos centros, en otros tiempos inmediatas, empiezan a parecerse en lo que a número de pacientes se refiere al sector público, algo que hace sólo una década parecía impensable y, todo ello, a pesar de haber atravesado una crisis de la que sólo ahora empieza a verse la luz al final del túnel. Aumenta el número de seguros médicos privados y, también, la derivación de la propia sanidad pública a la privada. Esto es, el modelo madrileño –que también se ha copiado con las guarderías– que tanto se critica desde la Junta.

El Análisis de Situación 2017 en Andalucía del informe «Sanidad Privada, aportando valor» del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (en el que se engloban las principales mutualidades) señala que, según los Presupuestos Generales de la Junta para este año, la partida destinada a asistencia sanitaria con medios ajenos cuenta con aproximadamente 427 millones. De esta partida, la mayor parte, el 40%, se destina a los conciertos con entidades privadas; seguido del concierto para el transporte sanitario (30,6%) y los conciertos con servicios de diálisis (14,2%). El gasto en conciertos durante los años de la crisis se ha elevado en cómputos globales. Así, el concierto con instituciones cerradas ha pasado de 154,9 millones en 2010 a 170,8 millones en 2017. También ha aumentado en transporte sanitario: de los 101,7 millones de 2010 a los 130,5 millones actuales.

Aumenta la inversión pública en la sanidad privada y también ha aumentado el número de asegurados y el volumen de las primas. En Andalucía, se ha pasado de casi 1.198.407 asegurados en 2012 a 1.291.117 en 2015 (último dato que recoge el estudio). Andalucía ha registrado un incremento anual del 2,5% en el número de asegurados y del 4% en el volumen de las primas entre 2012 y 2015, lo que supone casi el 14% del mercado nacional en volumen de primas, que han pasado de 821 millones en 2012 a 923 en 2015. Cada asegurado viene a ahorrar a las arcas públicas unos 570 euros al año, por lo que la sanidad privada supone casi 736 millones de ahorro al gasto público. Los andaluces gastan de media alrededor de 460 euros per cápita en sanidad privada. El gasto en sanidad pública es de 1.080 euros por andaluz. Ambas cifras se sitúan por debajo de la media nacional.

El sector hospitalario privado representa el 57% de los hospitales y el 28% de las camas en Andalucía. De las casi 6.000 camas privadas, cerca de 4.400 se ubican en medio centenar de hospitales generales. En cuanto a equipamiento de alta tecnología, la sanidad privada supera a la pública en litotricia por ondas de choque (con el 67% de los aparatos); y resonancia magnética (63%). El modelo público y el privado andan parejos en tomografía por emisión de positrones, densitómetro óseo, sala de hemodinámica. La sanidad pública cuenta con más medios en TAC (66%), mamografía (62%), angiografía por sutracción digital (67%), gammacámara (83%), tomografía por emisión de fotones (83%), acelerador de partículas (86%) y equipos de diálisis (90%), según el catálogo nacional de hospitales de 2016 del Ministerio de Sanidad.

Los seguros dentales individuales, en muchas ocasiones incluidos en seguros de salud más amplios, y los seguros de empresas crecen. La media nacional es del 19%. En Andalucía es del 16%. Madrid está en cabeza con un 33%. Cantabria, a la cola, con menos de un 6%. Las principales aseguradoras han aumentado su facturación en torno a un 20%. A escala nacional, las tarifas de los seguros privados han aumentado alrededor de un 25% entre 2011 y 2015, según datos del INE, y el número de asegurados en España creció en medio millón en este período.

Las organizaciones de consumidores señalan que el aumento de la demanda responde a una devaluación de la calidad en los servicios públicos. Los centros públicos están saturados, las citas tardan varios meses y que deriven al especialista es cada vez más complicado. Hay un auge de los seguros privados. ¿Las posibles razones? El tiempo medio de espera en la sanidad privada es más de cinco veces menor que el de la pública para la realización de pruebas diagnósticas (6,4 en la privada, 34,6 días en la pública); en torno a 1,5 veces menor para disponer de los resultados (21,1 por 16,7 días de media); y más de 5 veces menor para las operaciones (10,1 días por 55 en la pública).

La encuesta de 2017 de la Fundación Idis señala que el 58% de los pacientes ingresan en la sanidad privada para una operación quirúrgica; el 13% por parto o cesárea; el 14%, para una prueba diagnóstica; y otro 14% por un tratamiento que así lo requiera. De media, los pacientes están seis días ingresados en los centros privados. El 84% de los pacientes de la sanidad privada otorga entre un 7 y un 10 al servicio mientras que en el sector público es el 32%. De 2015 a 2017 la satisfacción en el sector público se ha reducido a la mitad, pasando de un 7 de media a un 5,6. En el sector privado es de un 7,7.

La salud se dibuja como una de los negocios más prósperos del siglo, de ahí que hasta las entidades bancarias ofrezcan cada vez más seguros. Desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública alertan del deterioro del sistema público por los recortes. Las aseguradoras han captado a usuarios descontentos y la salud es uno de los ámbitos vitales en los que se pone menos en cuestión realizar un esfuerzo. A más lista de espera, más demanda en la privada y a más demanda, también más oferta. Desde 2008, los seguros médicos son, tras el tabaco y las joyas, la tercera categoría que más se ha encarecido (cerca de un 50%). Entre 2011 y 2015, el aumento es del 24%.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs