Cine

Sophia Loren: «No estudié interpretación, o siento o no»

La actriz descubre su estrella y recoge el premio «Almería, tierra de cine» en Fical 2017

La actriz Sophia Loren, junto al alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y el presidente de la Diputación Gabriel Amat
La actriz Sophia Loren, junto al alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y el presidente de la Diputación Gabriel Amat

La actriz descubre su estrella y recoge el premio «Almería, tierra de cine» en Fical 2017

Sophia Loren fue la primera actriz que consiguió un Oscar por una película rodada en una lengua diferente al inglés. La leyenda italiana, desde ayer, cuenta con una estrella con su nombre en el Paseo de la Fama en Almería, donde acudió con motivo del XVI Festival Internacional de Cine (Fical). El décimosexto lucero de la calle lleva el nombre de Sophia Loren, que también recibió anoche, en la gala de clausura del festival en el Teatro Auditorio de la capital almeriense, el premio «Almería, tierra de cine», el segundo de esta edición junto al del director Álex de la Iglesia.

La relación de la actriz con Almería se remonta a 1971, cuando rodó «Blanco, rojo y...», un filme de Alberto Lattuada. Tras una infancia de miseria, Sophia Loren se mantuvo en la cúspide de Hollywood durante décadas. El mito no ha dejado de crecer con el tiempo, sin perder su cercanía. Centenares de almerienses recibieron entre aplausos a la actriz. «Me gustaría hablar con cada uno de vosotros pero tardaríamos demasiado y no acabaría hasta mañana», señaló la actriz italiana, deseando «suerte». «Estoy muy feliz de estar aquí», dijo Loren, quien aseguró no saber «cómo agradecer el tener tantos amigos» arropándola en el homenaje de Fical. Sophia Loren rememoró el rodaje en España en 1956 de la película «Orgullo y pasión», en la que compartió cartel con Cary Grant y Frank Sinatra. «Llegué a España para hacer esta película y fui lanzada a las cámaras sin saber ni una palabra de inglés, solo hablaba napolitano», recordó la actriz, reconociendo que fue «un momento difícil» y que le dejó una «gran experiencia». «No pude cantar con Sinatra, no me lo propuso», dijo con una sonrisa. Indicó que no había estudiado interpretación pero ante la cámara lo hizo «bien». «Yo no he estudiado interpretación, o siento o no», apuntó la artista, para quien ha sido fundamental contar con papeles que le «metieran en la historia» para dar vida a los personajes. «Si algo no me iba mucho, no lo iba a hacer, hablaba con el autor y se lo decía», explicó. Sobre los rodajes en Almería, señaló que nunca se planteó trabajar con Sergio Leone, «un director extraordinario», porque no le interesaba el género del western. Tras una selección de imágenes de su filmografía, indicó que después de «tanto trabajo» hay cosas que se olvidan pero la mayoría no. «Es imposible porque si se hacen bien las cosas, es un placer volver a verlas», dijo. «El cine cambia en función de los tiempos. Pasa también con la historia», destacó la artista, que cuenta con dos premios Óscar, uno de ellos honorífico, por una carrera que comenzó a los 16 años. «Y todavía sigo trabajando, es maravilloso», señaló.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández- Pacheco, definió a la artista como «una actriz símbolo del glamour, la elegancia y el talento», deseando que lleve siempre con ella «el cariño de una tierra de cine». Enrique Iznaola, el director de Fical, subrayó que se trata de una de «las grandes leyendas de la historia del cine». «Si hay una persona que todos sabemos quién es porque es inmortal, ésa es Sophia», señaló Iznaola. «El mejor cine de Hollywood y europeo la ha tenido a ella como protagonista», indicó. El presidente de la Diputación, Gabriel Amat, admitió que la «llama del cine» que se preserva desde Almería «tendrá ahora un brillo más especial» tras el paso de Sophia Loren por el festival. «Es un placer concederte el premio ‘Almería tierra de cine’ en una ciudad que vibra con él, lo quiere y lo ama», manifestó. Con un intenso traje pantalón joya en color rojo y accesorios dorados, Sophia Loren bromeó sobre la clave de su belleza. «Si es un secreto permanece en secreto», manifestó, asegurando que sus padres también gozaban de una belleza singular que hacía que su madre fuera parada en las calles: «Era una gran Greta Garbo y yo soy Sophia Loren».