Del Olmo pide implicación al Gobierno de España y al vasco en la reactivación de la zona de Garoña

La consejera asegura que la Junta espera recaudar 15 millones de euros con el impuesto de residuos nucleares

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, presentó ayer en la localidad burgalesa de Valle de Tobalina a los alcaldes de la zona, la Estrategia de dinamización de la zona de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña, que va a poner en marcha el Gobierno popular de Juan Vicente Herrera. Una iniciativa que pretende aprovechar la gran potencialidad turística de esta comarca, como el embalse del Sobrón o la rehabilitación de Santa María de Oña. Para ello, Del Olmo reclama la colaboración de la empresa privada pero también la del Gobierno socialista de Pedro Sánchez y la del Ejecutivo vasco para la reactivación económica del entorno de Garoña. «La Administración de Castilla y León es la única que ha comprometido fondos para dar un impulso a esta zona afectada por el cierre de la planta nuclear que no fue una decisión nuestra», advertía la consejera, mientras reprochaba tanto al actual Gobierno socialista de Pedro Sánchez como al anterior del popular Mariano Rajoy «que no hayan dado ni un solo paso firme para reactivar esta zona tras el cierre».

Por otra parte, Del Olmo cuantificaba en 15 millones de euros, el dinero que la Junta espera recaudar con el impuesto medioambiental de Garoña, que gravará el depósito de residuos nucleares, y que confía en que no sea recurrido al Constitucional.