El Gobierno Herrera toma medidas para evitar el cierre de escuelas en los pueblos

Fernando Rey asegura que al menos diez aulas seguirán abiertas al bajar el mínimo a tres alumnos

Fernando Rey visita el colegio Arias Gonzalo de Zamora junto al  director provincial de Educación en esta provincia, Fernando Prada
Fernando Rey visita el colegio Arias Gonzalo de Zamora junto al director provincial de Educación en esta provincia, Fernando Prada

Mantener abiertos en la medida de lo posible el mayor número de colegios en los pueblos de la Comunidad es una de las prioridades del Gobierno regional. Y tras varios años en los que la Junta permitía mantener un aula a los municipios con al menos cuatro alumnos, ahora reduce a tres el ratio para algunos casos concretos en los que hay perspectivas de que reciban nuevos alumnos en un futuro.

Una situación en la que se encuentran al menos diez localidades de la Comunidad, entre ellos dos de la provincia de Zamora (los de Nuez de Aliste y Villalba de la Lampreana), que podrían ser cerca de una veintena cuando concluya el plazo de matriculación que aún no se ha cerrado, según avanzaba ayer el consejero de Educación, Fernando Rey.

«Bajar el ratio mínimo hasta los tres alumnos es una medida bastante razonable con la que queremos también lanzar una señal, porque no vamos a cerrar un colegio para abrirlo al año siguiente», continuaba el consejero, mientras reconocía que la tendencia en las matrículas es descendente, sobre todo en infantil. «Las zonas rurales son las más afectadas, por eso nos da alegría cuando crece la escuela del mundo rural», destacaba asimismo Fernando Rey durante la visita que realizaba a las obras de rehabilitación del colegio Arias Gonzalo de Zamora

El consejero apuntaba también que el nuevo curso escolar, del que avanzaba que se espera un nuevo descenso en el número del alumnado por la tendencia demográfica, sobre todo en enseñanza de Infantil, aunque la cifra no será muy significativa y será distinta según la provincia, se seguirá rigiendo por los parámetros de calidad, equidad educativa y empleabilidad. Para ello, avanzaba que se implantarán programas de mejora de resultados, acciones de atención a la diversidad y formación orientada al empleo a través de la FP.

Un sistema educativo «saneado y en forma»

Saneado y en forma. Así es como se encuentra el sistema educativo de Castilla y León, en palabras del consejero Fernando Rey, tras apoyarse en los resultados escolares de Primaria y Secundaria en los colegios públicos de la Comunidad «que han reflejado una mejoría respecto a años anteriores». Y especialmente en la ESO, donde el porcentaje de alumnos que se «titularon» en 4º fue del 49,16 por ciento frente a un 48,12 del pasado año.

Puesta a punto

Por otra parte, durante este verano, la Consejería destinará más de doce millones de euros para poner a punto los colegios e institutos de la Comunidad. Nueve millones corresponden a obras de reforma en 259 centros educativos y 2,92 millones de euros a programas de mejora de la eficiencia y el ahorro energético en edificios y servicios públicos. A este dinero, hay que sumar 5,1 millones de euros adicionales que se destinarán a nuevo equipamiento de los centros.

De cara al próximo ejercicio, Rey avanzaba la ampliación del centro de educación Infantil y Primaria Las Eras de Benavente, en Zamora, debido a la demanda escolar, así como un nuevo comedor para el colegio Gabriela Mistral de Fuentesaúco.