MENÚ
lunes 14 octubre 2019
10:36
Actualizado

La Junta estudia el «cómo» y el «cuándo» se aplicarán las 35 horas al funcionariado

El presidente Alfonso Fernández Mañúeco y los sindicatos desbloquean las negociaciones y se emplazan al próximo 21 de octubre, momento en el que el Gobierno regional presentará una nueva oferta

  • Alfonso Fernández Mañueco, Ángel Ibáñez y Carlos Fernández Carriedo, durante la reunión mantenida con los sindicatos
    Alfonso Fernández Mañueco, Ángel Ibáñez y Carlos Fernández Carriedo, durante la reunión mantenida con los sindicatos /

    Miriam Chacón/Ical

Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de octubre de 2019. 20:30h

Comentada
J. Blanco.  Valladolid. 12/10/2019

Paso adelante para que la jornada de 35 horas laborales para los empleados públicos de la Administración regional sea una realidad en el menor tiempo posible. En el día de ayer, la Junta y los sindicatos desbloqueaban las negociaciones, enquistadas desde el pasado 26 de septiembre, tras una reunión liderada por el presidente del Gobierno regional, Alfonso Fernández Mañueco.

Un encuentro «fructífero», tal y como detallaban posteriormente el consejero de la Presidencia Ángel Ibáñez, y los responsables de UGT, CCOO y CSIF, Tomás Pérez, Ana Rosa Arribas y Carlos Hernando, respectivamente, aunque todo queda a expensas del «cómo» y del «cuándo», en una nueva oferta que la Junta presentará el próximo 21 de octubre.Eso no quita para que las organizaciones sindicales mantengan el calendario de movilizaciones, con una primera concentración que se celebrará el próximo jueves 17 de octubre, y un paro parcial previsto para el día 25 de este mismo mes.

Ibáñez reiteraba el compromiso de la Junta por aplicar la jornada laboral de 35 horas semanales, tal y como se acordó el pasado 21 de mayo, aunque ha insistido en la falta de disponibilidad financiera y la dificultad para mantener la calidad de los servicios públicos más básicos.

Los tres sindicatos se mostraban dispuestos a negociar el contenido de la normativa necesaria y los calendarios laborales para esa aplicación y emplazaban al Gobierno regional a que de una fecha concreta de implantación de la jornada y, si dicha fecha fuera satisfactoria, se iniciaría la negociación del resto de aspectos en la Comisión de Seguimiento del Acuerdo Marco de octubre de 2015. Tomás Pérez, de UGT, reconocía la «buena voluntad» del Ejecutivo regional y declaraba que hubieran preferido prorrogar el horario de verano, pero que esperan que se pueda implantar la reducción de la jornada laboral a partir del próximo 1 de enero, y que la voluntad es que todo el funcionariado se beneficie de ello. Por su parte, Hernando, aplaudía el gesto de Fernández Mañueco por reunirse con ellos y manifestaba que entiende «perfectamente» las dificultades por las que atraviesa la Administración, aunque confía en que la solución llegue cuanto antes.

Últimas noticias