MENÚ
martes 18 diciembre 2018
07:13
Actualizado

Los empleados del servicio de ayuda a domicilio tendrán su acreditación en julio

Los beneficiarios serán más de 500, que se sumarán a las 3.148 personas que ya cuentan con el certificado

Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

27 de marzo de 2017. 08:50h

Comentada
Valladolid. 27/3/2017

Más de 500 trabajadores del servicio de ayuda a domicilio de la Comunidad contarán con su acreditación profesional a finales de julio, fecha en que la Junta de Castilla y León prevé concluir la segunda fase de la convocatoria de la acreditación profesional. Ese número se sumará a las 3.148 personas que ya cuentan con su certificado para desempeñar su labor en el sector de los Servicios Sociales. No en vano, la legislación obliga a estos trabajadores –la mayor parte mujeres- que no cuenten con una titulación oficial pero tengan los conocimientos profesionales obtenidos por una actividad laboral durante al menos tres años a disponer del certificado de profesionalidad en Atención Sociosanitaria a personas, ya sea en el domicilio o en instituciones sociales.

El Servicio regional de Empleo (Ecyl) y la Consejería de Educación ya han acreditado la competencia profesional de 6.179 trabajadores, de las que 3.148 son personas que obtuvieron el Certificado de Profesionalidad de Atención Sociosanitaria en el domicilio y otras 3.571 el correspondiente a la atención de dependientes en centros de día y residencias. Junto a las 543 plazas convocadas en el ámbito para cuidadores en el domicilio, el Ecyl gestiona otras 502 plazas del certificado de profesionalidad a empleados en instituciones sociales y Educación, 980. Por lo tanto, son otras 1.482.

La Encuesta de Población Activa (EPA), que publica periódicamente el Instituto Nacional de Estadística, recoge que el sector de los servicios sociales asociados a la atención a la dependencia emplea a 38.800 personas, de las que 24.100 trabajan en residencias y centros de día y otras 14.700 en domicilios particulares.

La administración regional está inmersa, en la actualidad, en el proceso de acreditación de competencias de la segunda fase de la convocatoria conjunta del Ecyl y la Consejería de Educación, que data de 2015. Fuentes de la Consejería de Empleo apuntaron a la Agencia Ical que una vez que concluya la convocatoria, que previsiblemente será en julio al “ir sobre plazo”, se aprobará un Plan Director 2017-2020 que planificará las fechas de las próximas convocatorias. “Realizaremos tantas convocatorias como sean necesarias para que nadie se quede sin la acreditación porque el objetivo es llegue un día en que no se cubran las plazas ofertadas”, aseguran desde el departamento de Formación para el empleo del Ecyl.

El Plan Anual de Políticas de Empleo impulsado por la Junta con la participación de los agentes económicos y sociales acordó el compromiso de iniciar este año un procedimiento definitivo para acoger a los trabajadores que aún no se han acreditado.

De esta manera, todos los empleados estarán cubiertos de cualquier riesgo para su empleo antes de diciembre de 2017, fecha límite para la cualificación.

El proceso para obtener el certificado de profesionalidad, una vez inscrito el candidato, comienza con la revisión de la documentación aportada y el historial formativo y laboral por parte de un asesor en uno de los centros de Formación Profesional Ocupacional del Sistema regional de Empleo, repartidos por la Comunidad. Esta fase concluye con la elaboración de un informe con la valoración del asesor sobre la conveniencia de que el solicitante pase a la evaluación. De ser así, el candidato deberá demostrar, en al menos dos visitas, las competencias profesionales a través de entrevistas, pruebas y simulaciones. Si la evaluación resulta positiva se expide la acreditación de competencias, que quedará inscrita en el Servicio Público de Empleo.

Fuentes del Ecyl explican que la primera convocatoria de 2015 recibió 4.000 solicitudes por lo que fue necesario baremar y seleccionar a los 2.000 aspirantes que contaban con más mérito y experiencia, de los que el 96,3 por ciento fuer admitido y obtuvo la acreditación. La previsión que maneja ahora es lograr un porcentaje menor puesto que los candidatos acumulan competencias profesionales más limitadas y, por lo tanto, tendrán más complicaciones para superar la evaluación.

Últimas noticias