Los socialistas castellanos y leoneses celebrarán primarias en septiembre

Así lo asegura el secretario general del Partido Socialista en la Comunidad, Julio Villarrubia, quien muestra también su deseo para que no sean abiertas

Julio Villarrubia dialoga con Mario Bedera durante el Comité Federal celebrado en Madrid
Julio Villarrubia dialoga con Mario Bedera durante el Comité Federal celebrado en Madrid

MADRID- El secretario general del PSOE en Castilla y León, Julio Villarrubia, afirmó que ve «con buenos ojos» que las primarias autonómicas y municipales se celebren el próximo mes de septiembre y las nacionales a finales de noviembre, tal y como propuso el líder socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, al Comité Federal del partido.

Villarrubia destacó que lo importante, «más allá de que la fecha sea dos meses arriba o abajo», es el «valor del consenso, la certidumbre dentro del partido y de cara a la sociedad de que va a haber primarias y cuándo las va a haber». A su juicio, la celebración de primarias a nivel nacional abiertas a todos los ciudadanos es «la gran apuesta» de su partido que «abrirá camino en la democracia y en la política española para el futuro».

Sin definición

Sin embargo, el secretario del PSCyL cree que en Castilla y León, aunque «aún no está definido», no hay que ir a «un mecanismo tan complejo». «Se me ocurren algunas dificultades claras, con dos mil y pico municipios. ¿Cómo facilitas y controlas la participación? Me parece un poco precipitado todavía», señaló, antes de aclarar: «No es que intelectualmente rechace esa posición, sino que creo que tenemos muchas otras cosas que hacer con los problemas que hay en Castilla y León, desempleo, despoblación, falta de protección social, servicios sociales, sanidad, como para que estemos implicados en dedicar demasiadas horas solo a lo nuestro».

Sobre el modelo de primarias que defiende para Castilla y León, el líder regional socialista indicó que apuesta por la fórmula de un militante, un voto.

«Conforme a los tiempos que vivimos y a la necesidad de superar la desafección de la gente e ilusionar a la propia militancia», Villarrubia cree que «cada vez más» se impone la fórmula de que «el militante, con un voto individual, libre, directo y secreto» participe en «muchas decisiones orgánicas». «Es mi forma de verlo, hace meses que lo vengo diciendo y sigo pensando así», dijo en declaraciones en la capital de España.