Europa

Optimismo de Renault ante el comienzo hoy de la comercialización del Captur

La compañía apuesta también por el Twizy como vehículo eléctrico más interesante

Renault presentó ayer el concept car Twizy, que está equipado con tecnología Kers
Renault presentó ayer el concept car Twizy, que está equipado con tecnología Kers

Valladolid- Día importante el de hoy para Renault en España. Un día esperado con ganas puesto que arranca la comercialización del Captur, una de las apuestas más esperanzadoras de la marca del rombo. Un 'crossover' o todocamino, que ya se está vendiendo en Francia desde hace casi un mes y que está funcionando muy bien, según explica el director de Renault en España, Jesús Presa, optimista por las posibilidades que ofrece este vehículo a la marca.

Un coche que se fabrica en exclusiva mundial en la factoría de Carrocería-Montaje de Valladolid, y cuyo precio oscila entre los 15.000 y 19.000 euros. Este nuevo modelo llegará con tres motorizaciones también de fabricación española, inspiradas en la experiencia de Renault en la Fórmula 1: Tce 90 y 120 EDC gasolina y dCi 90, éste último con un consumo de 3,6 litros a los cien kilómetros y 95 gramos de CO2 por kilómetro. UN vehículo, en definitiva, llamado a crear época y que se comercializará en más de 50 mercados, inclido el de Corea bajo la marca Renault Samsung Motors.

Jesús Presa se expresaba así tras presentar ayer en la fábrica de Montaje de Valladolid la famosa tecnología KERS que se utiliza en el campeonato mundial de F1 desde 2009, y que permite multiplicar hasta por seis la potencia del Twizy hasta alcanzar los cien caballos durante un periodo límite de trece segundos. Una tecnología que se presentaba en el prototipo Twizy Sport F-1 y con un objetivo claramente diferenciado: hacer ver la importancia que lo eléctrico tiene en la Fórmula 1 y ante las voces de los que abogan por un mayor respeto al medio ambiente. Renault ha fabricado en apenas cuatro meses este prototipo dotado con la tecnología Kers, un sistema de recuperación que permite convertir la energía cinética en eléctrica y aprovecharla tanto para el rendimiento de la batería como en la velocidad del coche.

Por otro lado, tras comercializar más de 11.000 coches de este tipo en Europa, de los cuales más de mil se han vendido en España, Jesús Presa confirmó la apuesta de Renault por el Twizy. Actualmente se fabrican en Valladolid quince Renault Twizy al día, una cifra que la próxima semana se elevará hasta las veinte unidades debido a una punta de la demanda.