MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
22:22
Actualizado
  • 1

PSOE, Podemos, IU y sindicatos ven incoherente una adecuada financiación sin subir impuestos

Firman en las Cortes un Pacto Fiscal de Comunidad para aplicar un modelo más progresivo y justo si hay cambio de Gobierno

  • Vicente Andrés, Pablo Fernández, Luis Tudanca, José Sarrión y Faustino Temprano en la firma del Pacto Fiscal
    Vicente Andrés, Pablo Fernández, Luis Tudanca, José Sarrión y Faustino Temprano en la firma del Pacto Fiscal / Miriam Chacón/Ical
Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de julio de 2018. 20:33h

Comentada
S. Felipe.  Valladolid. 13/7/2018

El Partido Socialista (PSOE), Podemos e Izquierda Unida, junto a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras (CCOO), suscribieron en Valladolid un Pacto de Comunidad en materia fiscal al considerar «incoherente» reclamar una adecuada financiación autonómica sin plantear al mismo tiempo una revisión del sistema tributario. No en vano, las organizaciones políticas y sindicales abogaron por aumentar la capacidad recaudatoria de la Junta de Castilla y León, gracias a un modelo más progresivo y justo, que permita financiar, de forma adecuada, los servicios públicos. Los firmantes del pacto mostraron su confianza en que el acuerdo se cumplirá tras las próximas elecciones autonómicas en 2019, del que saldara un «gobierno de cambio».

Las organizaciones que suscribieron el pacto alertan de que la escasez de ingresos autonómicos amenaza con hacerse «crónica». Recuerdan la caída de las bases imponibles como consecuencia de la crisis, la insuficiencia del modelo de financiación autonómica con una reducción de las transferencias del Estado, las bajas de impuestos a nivel estatal y autonómico y el elevado fraude fiscal han supuesto una «gran» reducción de los recursos económicos para que la Junta desarrolle políticas públicas.

En concreto, los firmantes cifran que los ingresos no financieros de la Comunidad cayeron en 1.212 millones de euros entre 2008 y 2018, que se traduce en que las consejerías dispongan, en la actualidad, de 800 millones de euros menos para sus políticas. Un descenso que, según el secretario regional de CCOO, Vicente Andrés, coincide con una recuperación de la actividad económica. Hasta el punto de que el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León recuperó en 2017 el nivel de antes de la crisis. También mencionó el pago de los intereses de la deuda y el cumplimiento de los objetivos de déficit, que mermará el presupuesto otros 240 millones, informa Ical.

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, y el coordinador regional de IU, José Sarrión, coincidieron a la hora de criticar el «populismo fiscal» que habla de que la reducción de impuestos a las rentas más altas facilita la salida de la crisis y es positivo para la economía. «Esto es falso porque que deben salir de la recesión son las familias con menos recursos, gracias a un Estado social», precisó Sarrión. Pablo Fernández declaró que el Pacto Fiscal es posible y que se pondrá en marcha «más pronto que tarde» para la recuperación de todos.

Últimas noticias