Política

Valladolid saca adelante su nueva ordenación urbana a seis días de ir a votar

Legal, pero poco ético y político, según la popular Pilar Del Olmo

Óscar Puente y Manuel Saravia conversan durante el pleno
Óscar Puente y Manuel Saravia conversan durante el pleno

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente se ha salido con la suya y, con el apoyo de Valladolid Toma la Palabra y Sí se Puede, ha sacado adelante el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a tan solo seis días de que los vallisoletanos acudan a las urnas a elegir a su próximo primer edil. Un hecho que han criticado duramente PP y Ciudadanos, aunque especialmente los primeros, por considerar que Puente y el PSOE carecen de ética por haber aprobador un documento importante para el futuro de la ciudad en la despedida de un equipo de gobierno.

En el partido naranja ha molestado sobremanera que no se recoja en el proyecto aprobado algunas de sus propuestas, como que no se hayan quitado del PGOU los puentes y túneles peatonales previstos, con sus respectivos presupuestos, para por debajo de las vías del tren dentro del proyecto de integración ferroviaria en la ciudad por el que ha apostado el equipo de Gobierno de Óscar Puente. «Con esta medida se limita la posibilidad de soterrar el ferrocarril total o parcialmente en un futuro», advertía Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos. El popular José Antonio Martínez Bermejo, por su parte, aseguraba que la creación de estos túneles «del miedo» le costará a cada vallisoletano 247 euros mientras que lo pagó un murciano por el soterramiento fueron apenas 102 euros.

El alcalde de Valladolid destacaba la importancia de haber dado luz verde a este PGOU «para tener una ciudad acorde al siglo que vivimos y mejor para todo y sin corrupción».

Pese a la aprobación, la nueva ordenación aún debe pasar el filtro de la Junta para que pueda ver la luz definitivamente.

La candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo, intentó hasta el final evitar que se celebrara el pleno para aprobar el PGOU a seis días de votar. «Es legal lo que ha hecho Puente, pero poco ético y político», dijo.