El CAP del Raval tendrá que esperar

El acuerdo “in extremis” entre Generalitat y Diputación fuerza a Colau a posponer la votación sobre el CAP en la capilla de la Misericordia

El acuerdo “in extremis” entre Generalitat y diputación fuerza a Colau a posponer la votación sobre el ambulatorio en la capilla de la Misericordia

El penúltimo pleno de la legislatura llegaba con un orden del día más que interesante: dos posibles reprobaciones a la alcaldesa Ada Colau, el dentista municipal y la ubicación del nuevo CAP del Raval. Este último punto venía acompañado de una movilización social sin precedentes en el barrio después de que un grupo de vecinos ocupase la capilla de la Misericordia, el emplazamiento escogido por el Ayuntamiento pese a las intenciones del Macba de utilizarla para ampliar sus dependencias. El jueves, sin embargo, la Generalitat y la Diputación anunciaban un acuerdo “in extremis” para ceder un solar cercano como posible nueva ubicación del CAP. Ante esta situación, el Ayuntamiento retiraba la votación del centro de salud a la espera de encontrar un acuerdo más amplia entre las partes dejando un regusto agridulce en el ambiente.

La regidora de Ciutat Vella, Gala Pin, aceptaba retirar el dictamen sobre el Cap a la espera de escuchar la propuesta y alcanzar un acuerdo lo más amplio posible. No obstante, acusó a Pdecat y ERC de presentar sobre la campana el posible nuevo emplazamiento sólo para dilatar la decisión. Lo cierto es que poco podía hacer ya que la mayoría de grupos municipales se mostraron a favor de estudiar el acuerdo entre Generalitat y Diputación. La votación definitiva del CAP del Raval, por lo tanto, se pospone hasta el último pleno de la legislatura el mes que viene.