Actualidad

Foment del Treball pide invertir 10.000 millones para acabar infraestructuras estratégicas hasta 2023

Pide 5.000 millones anuales más en infraestructuras y ve un déficit de inversión de 28.000 millones desde 2009

Pide 5.000 millones anuales más en infraestructuras y ve un déficit de inversión de 28.000 millones desde 2009

Publicidad

Foment del Treball ha reclamado un impulso financiero extraordinario de 10.000 millones de euros para el periodo 2019-2023, 2.000 anuales, para corregir el retraso de obras de las infraestructuras estratégicas de Catalunya, como el Corredor Mediterráneo, el transporte público de la Región Metropolitana de Barcelona, la B-40 y el desdoblamiento de la N-II y la N-340.

Así lo han explicado este lunes en rueda de prensa el presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre; la presidenta de la Comisión de Infraestructuras y Equipamientos, Anna Cornadó; el presidente de la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya (CCOC), Joaquim Llansó, y la vicepresidenta de la patronal, Virginia Guinda, que han presentado la actualización del Catálogo de las 100 infraestructuras básicas para Catalunya, iniciado en 2015.

Publicidad

Sánchez Llibre ha reclamado un pacto sobre las infraestructuras estratégicas a nivel económico, social y medioambiental de todas las administraciones públicas para recuperar la competitividad de la economía catalana y la de toda España.

Publicidad

5.000 MILLONES ANUALES MÁS

La patronal también ha pedido una inversión de 5.000 millones de euros anuales de todas las administraciones públicas en infraestructuras de Catalunya para corregir el déficit inversor en la materia.

“El balance es altamente decepcionante. Ha habido un déficit inversor en infraestructuras de 28.000 millones de euros en los últimos diez años, ya que la media europea es del 2,2% del PIB. Si hacemos una comparación sobre cuál debería haber sido la inversión, el resultado es muy negativo”, ha sostenido Sánchez Llibre.

Ha dicho que saben que no será fácil, sobre todo por la falta de presupuestos tanto en la Generalitat como en el Ejecutivo central, pero ha sostenido que se trata de la hoja de ruta de la patronal, que quiere “continuar liderando” todas aquellas cuestiones que hacen referencia a las infraestructuras estratégicas de Catalunya, y ha invitado a otras organizaciones a sumarse.

Publicidad

También ha reclamado un nuevo modelo de financiación para todas las vías de alta capacidad, ante la reversión de las concesiones de autopistas, como la AP-7.

BALANCE “DECEPCIONANTE Y NEGATIVO”

Tanto Sánchez Llibre como Guinda y Llansà han señalado que el balance de las inversiones realizadas en los últimos años ha sido “decepcionante y negativo”, y han alertado del riesgo que esto supone para la competitividad de la economía catalana.

Sobre el catálogo de 100 infraestructuras básicas pendientes de ejecutar en Catalunya, iniciado en 2015, Llansà ha señalado que 96 obras siguen en el mismo estado que en 2015, y que han sumado 11 más a completar: “Quedan 96 obras que están en las mismas que en 2015. De estas, a día de hoy hemos añadido 11. El catálogo que presentamos hoy tiene 107”.

El presidente de la CCOC ha explicado que la falta de inversión ha alcanzado un nivel de cronificación que ha conllevado la paralización de varias obras, algo que asegura que se acaba traduciendo en menos actividad económica en la actualidad y en el futuro, y por consiguiente menos bienestar social: “Está provocando la quiebra de empresas”.

CATÁLOGO

De las infraestructuras contempladas en el catálogo, sólo se han podido eliminar cuatro desde 2015: la prolongación de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) a Sabadell y Terrassa (Barcelona), los nuevos accesos de la ampliación sur del Puerto de Barcelona, así como la Terminal Ferroviaria de Príncipe de España del Puerto, y la línea L9 Sud del Metro de Barcelona hasta el aeropuerto.

Entre las que quedan pendientes, destacan varias obras para el Corredor Mediterráneo ferroviario, como los accesos ferroviarios a los Puertos de Barcelona y Tarragona, y varios subtramos, así como la lanzadera al Aeropuerto y la estación de la Sagrera, en el caso de Rodalies, además de varias infraestructuras viarias.

También, a ejecutar por parte de la Generalitat, faltan la ampliación de Metro, la finalización de la L9, la mejora de capacidad y accesibilidad de la C-17 entre Barcelona y Ripoll (Girona), y dos tramos de la C-32 y la C-58.

Preguntado por un posible ‘paro de país’ después de la sentencia del juicio del 1-O, Sánchez Llibre ha rechazado hacer valoraciones políticas, aunque ha señalado que no van a estar de acuerdo con ello porque están “en la línea de la economía”.