Interior asegura que el CIE de la Zona Franca cumplirá las mejoras exigidas

Los jueces responsables de su control piden reformas en favor de los internos

El ministro del Interior, Jorge Fernández, presidió la toma de posesión de 5 comisarios nuevos en Cataluña
El ministro del Interior, Jorge Fernández, presidió la toma de posesión de 5 comisarios nuevos en Cataluña

BARCELONA– El pasado miércoles, un auto de los Juzgados de Instrucción número 1 y 17 de Barcelona, encargados de la supervisión del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) exigía al centro, y así al Gobierno, que tomara ciertas medidas para mejorar la situación de los internos. Ayer, el ministro del Interior, Jorge Fernández, aseguró en un acto en la Ciudad Condal, que se cumplirán los requerimientos judiciales lo antes posible. Eso sí, «en la medida de las posibilidades presupuestarias».

Situado en la Zona Franca de la capital catalana, el CIE ha sido motivo de controversia y denuncias por parte de entidades humanitarias en numerosas ocasiones. Entre los pasados 31 de diciembre y 1 de enero se produjeron varios incidentes entre los agentes de la Policía Nacional que trabajan en las instalaciones y los internos, lo que motivó que los jueces responsables del control del centro realizaran un visita. Tras éstas, emitieron el auto antes mencionado.

El texto exigía así que eliminar las mamparas o cualquier obstáculo de la sala de visitas y permitir en contacto físico en las reuniones entre los extranjeros y sus familiares, abogados, allegados o representantes de entidades humanitarias. Además, solicitaron que se instale un sistema que regule la temperatura del agua y se permita que los internos se aseen en un tiempo adecuado y necesario. Asimismo, pidieron que se instalen lavabos en los dormitorios, para que los internos no tengan que depender de los agentes de Policía para realizar sus necesidades las horas que deban estar en las habitaciones. Con todo, los jueces exigieron también que el centro les haga todos los partes médicos.

En este sentido, el ministro Fernández quiso dejar claro que «lo que deciden las autoridades judiciales se cumple» y por lo tanto se llevarán a cabo las mejorar solicitadas en la medida de lo posible. Recordó, asimismo, que el reglamento que regulará este tipo de centros esta pendiente de aprobarse por Real Decreto por el Consejo de Ministros que ya de por sí supondrá «numerosas reformas».

Por otro lado, Fernández resaltó que en los CIE «la transparencia es total y absoluta» como lo demuestra la posibilidad de que numerosas autoridades puedan visitar las instalaciones. Precisamente, la semana pasada la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, se desplazó al centro barcelonés. Con la nueva regulación, estos centros pasarán a denominarse Centro de Estancia Controlada de Extranjeros (CECE).