MENÚ
jueves 20 septiembre 2018
18:27
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«La división y el enfrentamiento en Cataluña significan una condena para la clase trabajadora»

Societat Civil Catalana se aproxima a los sindicatos en un acto de reacción ante el «procés»

  • En la imagen de arriba, la fuerte vigilancia policial ante las protestas de radicales por el acto organizado por Societat Civil Catalana en Sants, aunque no hubo incidentes.
    En la imagen de arriba, la fuerte vigilancia policial ante las protestas de radicales por el acto organizado por Societat Civil Catalana en Sants, aunque no hubo incidentes.
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

05 de junio de 2018. 08:13h

Comentada
Joan Planes.  Barcelona. 5/6/2018

La entidad Societat Civil Catalana (SCC) organizó ayer un acto en la sede de las Cotxeres de Sants. En esta ocasión, se trataba de acercarse a la clase trabajadora, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de los ponentes son miembros de sindicatos. El lema era «La clase trabajadora delante del proceso separatista». Un ambiente festivo y tranquilo, nada que ver con lo que ocurría en el exterior.

No obstante, y tal y como era previsible, hubo dificultades. Sobre todo por la presencia de centenares de radicales independentistas, que se concentraron en las inmediaciones del edificio. Un fuerte perímetro policial, formado por la Guardia Urbana y numerosos Mossos d’Esquadra evitó cualquier tipo de incidente, aunque se tuvo que cortar parcialmente el tráfico en la calle de Sants, hasta que se retiraron los manifestantes. .

Dentro de las Cotxeres de Sants también había agentes, pero la cosa no pasó a mayores. El acto contó con una excelente asistencia, y fue presentado por el vocal de SCC, Xavier Marín. Una decisión acorde con la simbología del evento, de marcado carácter sindicalista, ya que está conectado con la UGT.

Fue una presentación breve y concisa, en la que Marín hizo algunas referencias históricas, y denunció que «ahora son los fascistas los que llaman fascistas a otros que no piensan como ellos», en clara referencia al independentismo. Su discurso fue un llamamiento a la unidad de la clase obrera, un concepto que se repitió en diversas ocasiones durante el acto.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif), Joan Escamilla insistió en, un tono muy constitucional, hizo un llamamiento a «acatar la normativa vigente y a cumplir la ley». Fueron frases aplaudidas por los asistentes.

Cambio de parecer

Destacó el discurso de Patricio Martínez, quien fue presidente de Honor del sindicato de los Médicos de Cataluña. Criticó el derrotero que está tomando ahora mismo la entidad, que parece muy cercana al separatismo. «Se han desvinculado del sindicalismo», lamentó.

También con referencias históricas, recordó que en la mayor parte de su trayectoria, este sindicato «nunca ha incluido el independentismo en sus estatutos». «Nunca ha sido nuestra bandera», insistió.

Desde las filas de la Unión Sindical Obrera, uno de sus fundadores, Manuel Zaguirre, recordó que antes estaba afiliado al Psuc, y que apuesta sobre todo por la solidaridad entre la clase obrera, tanto en España como en toda Europa.

En referencia al «procés», alertó de que hay riesgo de «desintegración en Europa», antes de proclamar la frase más aplaudida de todo el acto, que fue «la división y los enfrentamientos es una condena para los trabajadores». Y añadió que «estamos perdiendo el hábito de hablar, escuchar y respetar». La tónica general fue de unidad sindical y de clase trabajadora frente al actual situación de inestabilidad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs