Los informes médicos señalan que las heridas de Quintana son de un proyectil

La víctima del 14–N pide la ayuda de más testigos para contrarrestar a Interior

La abogada Laia Serra y la mujer de la querella, Ester Quintana, ayer en la Ciudad Judicial
La abogada Laia Serra y la mujer de la querella, Ester Quintana, ayer en la Ciudad Judicial

Ester Quintana, la mujer de 42 años que perdió un ojo la noche de la huelga general del 14–N, presuntamente por el disparo de un proyectil por parte de los Mossos d'Esquadra, compareció ayer ante el juez para presentar formalmente su querella por estos hechos y, acompañada de sus abogados, quiso confirmar su versión ante el magistrado que instruye el caso.

La abogada de Quintana, Laia Serra, ofreció una versión de los hechos que es antagónica a la mantenida hasta ahora por el conseller de Interior, Felip Puig, que asegura que la herida de Quintana no fue causado por ningún proyectil disparado por la Policía Autonómica. Serra, en cambio, sostuvo que los médicos que han atendido a su cliente aseguran que las lesiones en su ojo izquierdo son «perfectamente compatibles con los disparos de algún proyectil».

Con un aspecto desmejorado y con la voz entrecortada, Quintana aseguró «estar dolida» porque la conselleria de Interior duda de su versión. La mujer insistió en que fue golpeada en la confluencia de paseo de Gràcia con la calle Casp, mientras que Puig ha insistido siempre en que en esa zona no hubo disparos de proyectiles, y sólo admitió el jueves que se lanzaron siete desde un arma lanzadera en el centro de Barcelona, ninguo donde estaba Quintana. Sin embargo, ayer aparecieron otras imágenes, filmadas por una televisión rusa, en las que se ve a un agente disparando un proyectil en el paseo de Gràcia.

Serra explicó que la querella va dirigida contra el agente que efectuó el supuesto disparo de una pelota de goma y contra el máximo responsable de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos. La abogada señaló que su clienta sufre la pérdida irreversible de la visión de un ojo y que «públicamente se cuestione lo que dice». Serra y Quintana pidieron más testigos presenciales «para que se haga justicia». Serra anunció que presentarán más vídeos la próxima semana.