Los sindicatos urgen a la Generalitat a contratar a 5.300 profesores sustitutos

Denuncian que parte del plan de choque del Govern se paga con recortes en educación

Denuncian que parte del plan de choque del Govern se paga con recortes en educación.

El sindicato Ustec·Stes lanzó ayer una campaña para urgir a la Conselleria de Enseñanza a contratar desde el 1 de septiembre a 5.300 profesores sustitutos –suponen el 7,5 por ciento del total de la plantilla– para que puedan preparar como el resto de docentes el inicio de curso, que empezará el día 12.

El portavoz de Ustec·Stes, Ramon Font; la delegada sindical Àngels Gabarró y el coordinador de política educativa del sindicato, Xavier Díez, presentaron la campaña «Tota la plantilla al centre l’1 de setembre» para alertar de la situación. «No somos capaces de atender al alumnado como merece. Esto sí es una emergencia social y debería estar en los Presupuestos», según Font, y añadió que la medida costaría de cinco a seis millones de euros, lo que ve una miseria comparado con la mejora que representaría para los centros.

Según Gabarró, que los sustitutos llegaran el primer día de curso o dos días antes «perjudica a la calidad educativa» porque aún no conocen el funcionamiento, la organización interna del centro ni su entorno. La Conselleria anunció a principios de mayo que en el próximo curso incorporará la sustitución de docentes en septiembre antes de empezar la actividad lectiva, si bien Ustec considera que eso significa empezar entre dos o tres días antes del inicio de curso y no el 1 de septiembre.

Ustec·Stes también ha valorado que los Presupuestos 2016 que plantea el Govern son un «fraude mayúsculo a la comunidad educativa», puesto que ve mucho maquillaje contable en las partidas del plan de choque social, en palabras de Xavier Díez. Font subrayó que 11 de los 32 millones de euros del plan de choque «se pagan con nuevos recortes», puesto que reducen dos horas lectivas a los mayores de 56 años y el cobro de julio a los sustitutos. Además, ve insuficiente la oferta de 300 plazas de oposición para profesores de FP y Secundaria, puesto que los centros necesitan 6.000 profesores.