MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
05:31
Actualizado

Ofensiva de PP y Cs para acabar con los símbolos soberanistas en las instituciones

Presentan dos proposiciones de ley para garantizar la «neutralidad» en los edificios y espacios públicos

  • Colgar una pancarta a favor de la liberación de los presos fue lo primero que hizo Quim Torra al llegar a la Generalitat. Inés Arrimadas no ha acudido al Palau por la presencia de este símbolo. / Efe
    Colgar una pancarta a favor de la liberación de los presos fue lo primero que hizo Quim Torra al llegar a la Generalitat. Inés Arrimadas no ha acudido al Palau por la presencia de este símbolo. / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

13 de junio de 2018. 07:37h

Comentada
Cristina Rubio .  13/6/2018

Ciudadanos y el PP están decididos a acabar con la colocación de símbolos independentistas en las instituciones y han pedido regular por ley la «neutralidad política» en los espacios públicos. El objetivo es que de la fachada de la Generalitat o del Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, no cuelguen pancartas a favor del procés o de la libertad de los dirigentes encausados. Sí podrían permanecer lemas de carácter más social, sin connotaciones partidistas.

En este sentido, la líder de Ciudadanos y de la oposición, Inés Arrimadas, explicó ayer que los símbolos que se exhiben en los edificios públicos deben ser los oficiales y no los lazos amarillos, que «excluyen a millones de catalanes» y generan «enfrentamiento». «Torra ha dicho públicamente, a través de Twitter, que el lazo es el símbolo de la Generalitat», ahondó la líder de la formación.

Además de los lemas a favor de la liberación de los dirigentes independentistas encarcelados, Arrimadas también se refirió a otros símbolos partidistas vinculados a partidos como la rosa socialista o el «tricorazón» con las banderas catalana, española y europea e Ciudadanos. «A nadie se le ocurriría pensar que Pedro Sánchez colgara una pancarta con un puño y una rosa en Moncloa», dijo sobre el presidente del Gobierno y el emblema del PSOE. Son simbología legítima pero política, que no representa a todos», zanjó.

Inés Arrimadas también apuntó que en una situación de «normalidad democrática» no haría falta presentar una propuesta de ley como esta, porque no sería necesario «reivindicar un principio tan básico como el de la neutralidad».

La proposición de ley de Ciudadanos coincidió con una segunda del PP, presentada en el Parlament minutos antes que el partido naranja. «Esta iniciativa pretende exigir por ley que las instituciones públicas tengan que respetar esta neutralidad y no exhiban de forma continuada, como está pasando reiteradamente, sus propias reivindicaciones», explicó en rueda de prensa el diputado Santi Rodríguez. Igual que Ciudadanos, el PP también apuesta por la colocación «puntual y ocasional» de emblemas o pancartas que no sean oficiales pero que tengan un consenso en toda la sociedad.

Por otro lado, el diputado popular informó que también presentará una proposición de ley para reducir el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF), ya que lamenta que ésta sea la comunidad autónoma donde el tributo es «más cuantioso». Esta propuesta pretende simplificar los tramos del IRPF en Cataluña para adecuarlos al impuesto estatal y pasar de los nueve actuales a seis. También contempla bajarlo a las rentas más bajas.

Las claves

Ambos partidos se abren a que puedan permanecer emblemas o pancartas en edificios públicos que no sean oficiales pero que generen un consenso social más amplio.

«A nadie se le ocurriría pensar que Pedro Sánchez colgara una pancarta con un puño y una rosa en Moncloa», denuncia Arrimadas sobre los emblemas partidistas. «Torra dijo que el lazo es el símbolo de la Generalitat», denunció.

Últimas noticias