Música

Standstill canta al amor en mayúsculas en «Dentro de la luz»

Enric Montefusco lidera una banda que incluye a Ricky Lavado, Ricky Falkner y Piti Elvira
Enric Montefusco lidera una banda que incluye a Ricky Lavado, Ricky Falkner y Piti Elvira

Enric Montefusco es la cabeza, el corazón y el alma de Standstill. Cantante y compositor de sus canciones, éstas siempre han reflejado su estado de ánimo y ahora se nota que está de enhorabuena. Desde el éxito de «Adelante Bonaparte», su vida ha dado un vuelco emocional, y para mejor. La razón está clara, ha descubierto el amor.

Eso es «Dentro de la luz», su nuevo disco, doce canciones que describen su transformación espiritual en un hombre que ni siquiera sabía que existía. «Sí, me he sentido revitalizado. Quería explicar ese tipo de amor que te hace olvidar toda la herencia cultural y familiar que te marcaba tu manera de acercarte a los demás y conseguir ser alguien diferente», comenta Montefusco.

Que nadie espere unas letras tipo «te quiero, te quiero, te quiero y no hago otra cosa que pensar en ti». El disco huye de los tópicos de la canción pop y se acerca más a la sinceridad, la intimidad de los detalles, con súbitas explosiones luminosas, que narran la historia de un descubrimiento desconcertante, aquel que te aleja del confort, pero te sitúa en un lugar hermoso, vulnerable y emocional. «Me he intentado vaciar esquivando las propias trampas que todos tenemos para escondernos. Por eso podría decirse que es nuestro disco más honesto y personal», asegura el cantante.

La gran diferencia con sus anteriores trabajos es la importancia de la voz, que domina los diferentes cortes y que ha exigido a Montefusco un nuevo esfuerzo. «Siempre intentamos hacer cosas nuevas, ponernos retos, y me interesaba mucho investigar mi propia voz. Además, quería que se entendiese lo que decía, que no hubiese ambigüedades», afirma el compositor. Tanto es así que en el último año ha escuchado mucho más canto coral que música del siglo XX.

La historia es sencilla, casi de una película de Fred Astaire y Ginger Rodgers. Montefusco estuvo inmerso en una relación de muchos años, y todo parecía ir bien, sin sobresaltos, hasta que conoció a otra persona y sufrió un pequeño cataclismo. «Redescubres la vida y te obliga a recapitular. El disco es una reflexión muy íntima, que intenta responder por qué, hasta entonces, te habías equivocado tanto. Y lo que queda, en el fondo, es una celebración», señala el líder de Standstill.

Como ya ocurrió con sus últimos trabajos, al disco le acompaña un espectacular montaje en directo para ilustrar a la perfección sus canciones. En esta ocasión lo han bautizado «Cenit». «El anterior requería de un espacio cerrado, íntimo. Aquí hemos ido al contrario, con mucha luz y atmósfera expansiva. Es un espectáculo muy vitalista, una celebración, más apta para festivales, por ejemplo», asegura Montefusco.

Otra de las particularidades de «Dentro de la luz» es que su grabación se ha financiado en parte con «crowdfunding». En total, 668 personas han aportado su pequeña contribución para que el disco sea posible. «Hoy en día, no hay otra forma de hacer lo que quieres con independencia. Antes de ir a un banco, preferimos pedir ayuda a nuestros seguidores. Es la confianza que nos hemos ganado después de estos años», concluye Montefusco.