Torra se alinea con la CUP para cuestionar a los Mossos

El presidente de la Generalitat evita respaldar públicamente al conseller de Interior, Miquel Buch

El presidente de la Generalitat evita respaldar públicamente al conseller de Interior, Miquel Buch

Quim Torra atraviesa sus horas más bajas como presidente de la Generalitat. Sin apenas respaldo político, trata de remontar el vuelo a costa de congraciarse con la calle y con la CUP, un objetivo que le ha empujado a mostrarse crítico con los Mossos d’Esquadra, en el ojo del huracán del independentismo tras sus actuaciones durante la semana de protestas violentas en Cataluña. Tan crítico que Torra se ha alineado hoy directamente con la CUP y no ha dudado en «dar la razón» a las recriminaciones que el partido anticapitalista ha expuesto contra la policía catalana esta mañana, en la sesión de control al Govern celebrada en el Parlament.

«Tiene razón en la exposición que ha hecho usted», ha asegurado Torra en respuesta al diputado de la CUP, Vidal Aragonès, que, previamente, había hecho balance de la semana de protestas, con más de 600 heridos, 194 personas detenidas, 29 encarcelados y cuatro personas que han perdido un ojo, y había criticado algunas prácticas policiales, como el uso de pelotas de goma, golpes con la porra en la cabeza, atropello de personas, uso de gases lacrimógenos o grupos de ultraderecha campando por la ciudad sin control policial y cometiendo agresiones. Aragonès, asimismo, también había pedido el cese del conseller de Interior, Miquel Buch.

Torra, en su turno de réplica, ha evitado dar respaldo público a Buch y ha suscrito el posicionamiento de la CUP, mostrándose muy crítico con los Mossos d’Esquadra. «¿Usted cree que a mí me han gustado muchas de las imágenes y actuaciones que se han producido durante estos días?», ha planteado Torra, y, tras ello, ha recordado dos medidas que ha puesto en marcha: una es el impulso de una comisión de investigación en el Parlament para estudiar y analizar todos los altercados –con la presencia de todos los diputados y la colaboración de entidades de derechos humanos y de seguridad, según ha precisado–; y otra es la petición a Buch de que abra una investigación interna en el cuerpo y se abran los expedientes necesarios para depurar responsabilidades en los casos de policías que no hayan actuado según los criterios fijados.

Mientras Torra ha endurecido sus críticas sobre los Mossos d’Esquadra, el comisario jefe del cuerpo, Eduard Sallent, ha remitido una carta a los 17.000 agentes para ensalzar su «profesionalidad» en su trabajo durante la pasada semana. «Quiero agradaceros la dedicación que habéis empleado y la profesionalidad que habéis demostrado en todo momento», asegura Sallent y añade, tras recordar que los Mossos nunca antes se habían enfrentado a una protesta con «tanta violencia»: «Confíamos en todos vosotros».

En una línea similar, Buch también ha cerrado hoy filas con los Mossos y ha expresado su confianza «absoluta».