Cataluña

Una estrategia combinada de prevención reduce un 60% la incidencia de VIH

El centro BCN Checkpoint urge a ligalizar la pastilla preventiva del sida para frenar la epidemia, sus estudios muestran que con la píldora el contagio bajaría un 76%

El centro BCN Checkpoint urge a ligalizar la pastilla preventiva del sida para frenar la epidemia, sus estudios muestran que con la píldora el contagio bajaría un 76%

Publicidad

Mientras el equipo del IrsiCaixa liderado por Javier Martínez-Picado y un batallón de investigadores descifran cómo curar el sida, el BCN Checkpoint, que gestiona la ONG Projecte dels NOMS-Hispanosida ha conseguido reducir en un 60% la incidencia del VIH en el colectivo homosexual con las armas de las que se disponen a día de hoy. Ha ideado una estrategia de prevención combinada que consiste en promocionar la prueba del VIH de forma regular, derivar en el menor tiempo posible a los hospitales de referencia a las personas diagnosticadas para que puedan empezar el tratamiento lo antes posible e incorporar la última tecnología para detectar infecciones recientes y poner freno a nuevos contagios.

El director del BCN Checkpoint, Ferran Pujol, en el marco de la «Freddie for a week», que promueve la fundación de Freddie Mercury, explicó que con estas prácticas han logrado reducir la incidencia del VIH en un 60%, según un estudio en el que han participado 23.980 personas entre 2009 y 2017. Con la recomendación de hacerse pruebas cada tres meses, reduciendo las derivaciones hospitalarias en caso de infección en menos de una semana e introduciendo la prueba de carga viral, capaz de detectar la infección 7 días tras el contagio, la incidencia ha bajado a 1,6 por cada cien personas en un año, el 60%. Es una buena noticia, pero aún sería más buena si pudieran dispensar la pastilla preventiva de VIH, conocida como Profilaxis Preexposición (PrEP), que en España todavía no se ha legalizado, mientras que en países como Alemania la cubre la Seguridad Social. Porque la experiencia con 862 personas que tienen acceso a esta pastilla a través de tres estudios en los que participa el centro, les dice que la incidencia del VIH se llega a reducir un 76,5%.

Pujol confía en que el 1 de diciembre, coincidiendo con el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el Gobierno de luz verde a la PrEP y los interesados en tomarla no tengan que recurrir a Internet ni viajar a Francia o Portugal. España es uno de los últimos países de la Unión Europea, en los que la PrEP no está legalizada. En Estados Unidos, esta pastilla, que Pujol compara con los anticonceptivos –puede tomarse a diario o 24 horas antes y después de tener relaciones sexuales para evitar contagiarse de VIH–, se autorizó en 2012 y la UE lo hizo en 2016. En España, hay Comunidades Autónomas que no querían sufragar un fármaco que «previene lo que un preservativo». Pero en un contexto en el que cada día se contagian 10 nuevas personas de sida en España, dos de ellas en Cataluña, la comunidad científica ha presionado para que la medicina preventiva sea una opción más para las personas sexualmente activas, igual que en su día lo fueron los anticonceptivos para las mujeres. Y ha logrado que las Comunidades Autónomas contrarias a sufragar la PrEP no bloqueen su legalización.