El ministro de Justicia defiende la reforma del Código Penal

Català considera que las modificaciones legislativas abordadas por Rajoy han sido «intensísimas» y «protegen a los más necesitados»

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, y el ministro de Justicia
El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, y el ministro de Justicia

Català considera que las modificaciones legislativas abordadas por Rajoy han sido «intensísimas» y «protegen a los más necesitados»

El ministro de Justicia, Rafael Català, destacó ayer que las reformas legislativas en materia de justicia abordadas a lo largo de esta legislatura han sido «intensísimas». En concreto, la de las leyes de Enjuiciamiento Civil y Penal o la Orgánica del Poder Judicial, junto con el Estatuto de la Víctima o la reforma del Código Penal. Respecto a ésta última, dijo que más allá de debates académicos o ideológicos, «totalmente legítimos», sobre instrumentos como la prisión permanente revisable «que ha generado mucha polémica», la norma lo que hace es «proteger mejor los derechos de los más necesitados».

Català, que intervino en la entrega del XVIII «Premio de Estudios Jurídicos Universitarios Manuel Broseta Pont», valoró el marco normativo extraordinario desarrollado en España desde la aprobación de la Constitución hace 37 años, pero reconoció que en estos años «es evidente que la sociedad cambia y evoluciona y con ella también los marcos que regulan las relaciones sociales y económicas» de los ciudadanos.

El ministro, quien recordó la figura de Manuel Broseta, asesinado por ETA en 1992, como una pieza fundamental de la Transición, señaló que las reformas emprendidas por el Gobierno demuestran su compromiso «con el derecho, la justicia y con la defensa de los derechos de los ciudadanos».

En otro orden de cosas, defendió la labor desempeñada por la Fiscalía en Cataluña para investigar posibles delitos en la consulta alternativa del 9N y aseguró que no entiende «los comentarios» en contra de aquella por parte de la consellera de Enseñanza, Irene Rigau.

A juicio del ministro, la Fiscalía actúa con principio de unidad y de jerarquía interna, y la querella la interpuso la Fiscalía en Cataluña. «Es verdad que toma la decisión a través de la Junta de Fiscales de Sala (...) Por tanto, este ha sido un proceso totalmente participativo, de funcionamiento normal de la Fiscalía. No acabo de entender los comentarios de Rigau».

Rigau se negó contestar a las preguntas de la Fiscalía alegando que no entiende que los fiscales del TSJC consideraran en un informe que no había delito en el 9N y, a los dos días, presentaran la querella por indicación de la Fiscalía General del Estado.