MENÚ
viernes 23 agosto 2019
21:51
Actualizado

Guía práctica para padres novatos: cómo sobrevivir al periodo de admisión escolar

Una de las peculiaridades de este proceso, y que los padres no suelen conocer a la hora de matricular a sus hijos, es que el proyecto lingüístico de cada centro puede variar de un año para otro

  • El periodo de admisión escolar en la Comunitat Valenciana puede convertirse en toda una odisea para padres primerizos.
    El periodo de admisión escolar en la Comunitat Valenciana puede convertirse en toda una odisea para padres primerizos. /

    Kike Taberner/ Archivo

Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

10 de mayo de 2019. 20:30h

Comentada
Vicente Coll,  V. Coll.  Valencia. 11/5/2019

Esta semana se ha abierto el periodo de admisión escolar en la Comunitat Valenciana, y muchos son los padres que se enfrentan por vez primera a este trámite. Las dudas y preguntas que surgen, pues, en torno a esta cuestión se multiplican por momentos. No obstante, estos son los datos básicos necesarios para entender el proceso.

Una de las cuestiones que más se plantean los padres es si el orden en el que se elijan los colegios influye en la adjudicación de plaza. Desde Conselleria de Educación indican que siempre se concurre en igualdad de oportunidades, es decir, que no se penaliza el orden elegido e instan a que se elijan diez opciones.

¿Y qué ocurre si no se consigue la admisión en ninguna de las opciones presentadas? Aseguran que esto «prácticamente no pasa», pero que es el consejo escolar local el encargado de distribuir estos casos en función de las vacantes que queden libres.

Los puntos de adjudicación es otra de las cuestiones que preocupan a los padres. Tal y como viene recogido en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV), estos son los siete criterios de baremación y su puntuación: hermanos (quince puntos), padre o madre trabajador en el centro (cinco puntos), domicilio (diez puntos si es área de influencia y cinco si es área limítrofe), renta familiar (entre dos y tres puntos), familia numerosa (tras puntos si es general y cinco si es especial), discapacidad (entre cuatro y siete puntos si se trata del alumno, y entre tres y cinco si se trata de padres o hermanos del alumno) y familia monoparental (tres puntos si es caso general o cinco puntos si es especial).

La lengua puede cambiar

Uno de los mayores motivos por el que los padres eligen centro educativo, además de la ubicación, es el proyecto lingüístico que se imparte. Desde Conselleria de Educación, al preguntar por la continuidad de estos proyectos, explican que pueden cambiar de un año para otro.

«Cada centro educativo puede solicitar en el periodo establecido un proceso para cambiar de proyecto lingüístico», aseguran. Así, uno puede matricular a sus hijos en un centro en el que en cuestión de un curso varíe totalmente el plan de lenguas.

Últimas noticias