Actualidad

Los médicos denuncian que Sanidad les obligue a conducir para prestar asistencia

El sindicato CSIF ha anunciado que estudian las acciones que emprenderán al considerar que la medida pone en riesgo a los profesionales y empeora la atención

El sindicato CSIF ha anunciado que estudian las acciones que emprenderán al considerar que la medida pone en riesgo a los profesionales y empeora la atención

Publicidad

Los médicos están decididos a presentar batalla a la Conselleria de Sanidad tras la decisión de que los facultativos conduzcan ellos mismos los vehículos para desplazarse a prestar asistencia urgente sanitaria.

El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo por irregularidades y abuso. Los facultativos consideran que la puesta a disposición de vehículos sin conductor para el personal sanitario que ha de trasladarse a un domicilio en urgencias de Primaria «es abusiva».

Por su parte, el sindicato CSIF también anunció que sus servicios jurídicos estudian las acciones que emprenderán al considerar que la medida pone en riesgo a los profesionales y empeora la asistencia.

Los médicos tienen claro que en sus méritos profesionales no se les pide que tengan carné de conducir, solo se requiere el título de la categoría profesional y denuncian que muchos profesionales han recibido coacciones y se les ha intimidado para que utilicen estos vehículos personalmente, sin contar con su voluntad. «Ellos no tienen ninguna obligación de conducir ni el vehículo de la administración, y mucho menos el propio, para el desarrollo de su trabajo».

Publicidad

Pero además, para poner en marcha la iniciativa, la Conselleria no ha pedido información a los facultativos sobre si tienen carnet de conducir, si están habilitados para la conducción de vehículos sanitarios, si es su libre voluntad la de poner a disposición de la empresa un carné de conducir sin contraprestación alguna o si quieren asumir los riesgos que dicha actividad contraen.

CESM-CV considera, y así lo ha denunciado, que es la Administración quien debe dotar de los medios materiales y humanos para la prestación del servicio sanitario. La decisión unilateral de Sanidad no ha solucionado, según el sindicato, los problemas del transporte de los profesionales a las visitas domiciliarias, sino que los ha agravado porque «intenta convertir, de forma fraudulenta, en conductores a los profesionales, con los riesgos y consecuencias que ello supone».

Publicidad

CSIF no quiso firmar este acuerdo

El sindicato CSIF reclama la contratación de conductores especializados y advierte de los riesgos que conlleva para el personal sanitario que esta medida entre en vigor el día 21. De hecho ya se está comunicando a los profesionales médicos que a partir del próximo lunes deberán utilizar los vehículos que pondrá la Consellería a su disposición y que carecen de conductor. El sindicato asegura que la situación hace que aumente el estrés del personal sanitario e incremente el riesgo para los pacientes.