MENÚ
lunes 14 octubre 2019
07:27
Actualizado

Puig cierra la puerta a un adelanto electoral

El jefe del Consell asegura que en estos momentos prima la estabilidad aunque reivindica que la Comunitat debe lograr un calendario propio

  • Puig se sometió a las preguntas del jefe de Informativos de la Cope, Vicente Ordaz (centro) y del delegado de la Vanguardia, Salva Enguix, el jefe de Opinión de Las Provincias, Pablo Salazar y el delegado de LA RAZÓN, Iñaki Zaragüeta
    Puig se sometió a las preguntas del jefe de Informativos de la Cope, Vicente Ordaz (centro) y del delegado de la Vanguardia, Salva Enguix, el jefe de Opinión de Las Provincias, Pablo Salazar y el delegado de LA RAZÓN, Iñaki Zaragüeta / La Razón
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de diciembre de 2018. 20:28h

Comentada
A. Martí/ A. G. A.  Valencia. 19/12/2018

Mucho tienen que cambiar las cosas para que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, adelante las elecciones autonómicas. El jefe del Consell, que siempre ha jugado al despiste con este asunto, fue ayer más claro que nunca. «Mantengo que sería bueno que la Comunitat Valenciana tuviera un calendario propio, pero ahora prima la estabilidad. Lo más probable, al 90 por ciento, es que las elecciones sean en mayo».

El jefe del Consell se pronunció así en una entrevista concedida a la Cadena Cope y en la que también participó el delegado de LA RAZÓN, Iñaki Zaragüeta.

Puig despachó con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre esta cuestión en la reunión que ambos mantuvieron en Moncloa. En este asunto, como en la manera de resolver el conflicto catalán, parece que están de acuerdo y que la posibilidad de celebrar un «superdomingo» en el que coincidan hasta cuatro convocatorias electorales está totalmente descartada.

Puig defendió ayer la necesidad de seguir dialogando con los independentistas, puesto que otras fórmulas diferentes han llevado ya al fracaso. Aludió al daño que provocaron las políticas de José María Aznar en la sociedad catalana al que culpó de haber provocado un aumento de los separatistas. «Tan inconstitucional es la recentralización que propone Aznar como el proyecto de los independentistas».

Sobre la aprobación de los Presupuestos Generales dio a entender que el presidente del Gobierno sigue trabajando con la posibilidad de que salgan adelante y remarcó que son necesarios para la Comunitat. «Es fundamental para nosotros».

Sobre la financiación, defendió las medidas del Gobierno socialista y quiso dejar claro que el tono de su reivindicación sigue siendo el mismo que con Rajoy.

Por otra parte, Puig anunció ayer en Àpunt que, una vez el Gobierno apruebe el decreto ley para aplicar la subida del 2,25 por ciento a los funcionarios del Estado, el Consell aprobará en enero un decreto ley para que los empleados públicos valencianos (funcionarios, universidades y centros docentes concertados) pueden aplicarse también la medida y no se vean perjudicados, con efectos desde el 1 de enero de 2019.

Aparte, hay otro 0,25 por ciento adicional que queda pendiente y que se incorporará si la economía valenciana crece al menos un 2,5 por ciento.

Es algo similar a lo que pasó este año. En julio se aprobó la subida del 1,5 por ciento y luego una adicional del 0,25 vinculada al crecimiento de la economía.

Desde la Conselleria de Hacienda explicaron ayer que los Presupuestos de la Generalitat para 2019 tenían prevista esta eventualidad y en la Sección 20 se incluyó una dotación con el fin de que, si se concretaba la subida estatal, poder aplicarla. Son unos 180 millones que están ya previstos en las cuentas de 2019 que las Corts aprueban el viernes.

Últimas noticias