Colapso de refugiados: cien plazas ocupadas en solo tres días

Han llegado 35.000 a la Comunidad en lo que va de año. El Ayuntamiento ha vuelto a solicitar a Sánchez que lo solucione.

Han llegado 35.000 a la Comunidad en lo que va de año. El Ayuntamiento ha vuelto a solicitar a Sánchez que lo solucione.

«Vivimos una situación extremadamente complicada en Madrid». Con estas palabras inició su intervención la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, tras la Junta de Gobierno en la que se aprobó, entre otras cosas, la construcción de un nuevo aparcamiento en le plaza de Santo Domingo. Sin embargo, la declaración de la portavoz de Ciudadanos nada tiene que ver con lo acordado, a lo que quiso hacer referencia es al problema que tiene la ciudad con la continua llegada de solicitantes de asilo que «no llegan a través del Aquarius o del Open Arms, sino de Barajas».

Villacís consideró que se ha llegado a esta situación por «la inacción de Sánchez». De acuerdo con los datos que ha aportado la vicealcaldesa, en 2018 llegaron a la Comunidad de Madrid 20.700 solicitantes de asilo, «en lo que llevamos de 2019, ya son más de 35.000». Aseveró que es la Comunidad «que más solicitantes de asilo y refugio tiene, seguido de Cataluña con 9.000 solicitudes». A esta situación se suma que «el Ministerio del Interior tarda hasta 10 meses en darles la primera cita para iniciar la solicitud de asilo», por lo que insiste en «se están colapsando los servicios de emergencia».

De acuerdo con los datos que ofreció el Consistorio, «desde marzo 2019 ha atendido a más de 4.000 de estas personas, una media de 27 solicitantes de asilo al día». Hay que tener en cuenta que la red de alojamiento de Emergencia tiene 4.100 plazas. Así, como explicó Villacís, «ante el colapso de los servicios de emergencia, el pasado 23 de septiembre el Ayuntamiento habilitó un recurso adicional (de la campaña del frío) con 100 plazas y en tres días se colapsó».

Por todo ello, la vicealcaldesa añadió que han enviado una nueva carta al Gobierno de Sánchez «para denunciar la saturación que vivimos. No nos planteamos dejar de dar este servicio que no nos corresponde, porque las competencias son del Gobierno estatal». Y es que, «si lo hiciéramos, tendríamos una situación en la calle que no sería humana». El Ayuntamiento ya mantuvo una reunión con el Ejecutivo en funciones el pasado mes de julio, pero Villacís criticó que hablar «se les da muy bien» pero «trabajar mal porque desde entonces no se ha hecho nada».