Cosidó dice que la Policía comprobó que el detenido tenía condenas por pederastia

La policía entra al edificio en el que han registrado una de las viviendas.
La policía entra al edificio en el que han registrado una de las viviendas.

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha aclarado que, en el caso del detenido como el presunto pederasta a quien se atribuyen cinco violaciones a niñas y tres tentativas en el barrio de Ciudad Lineal, en Madrid, lo primero que hizo la Policía fue comprobar que tenía condenas por pederastia.

Aunque ha reconocido que en ocasiones el intercambio de información entre los órganos judiciales y la Policía "se puede mejorar", ha dicho que en este caso "la información sí funcionó, porque una de las primeras cosas que se comprobó fue a las personas que tuvieran condenas por pederastia, y entre ellas estaba esta persona".

De esta forma ha respondido Cosidó, en Palencia, a las preguntas de los periodistas sobre posibles fallos en el intercambio de datos judiciales y policiales que habrían podido retrasar esta investigación y por tanto la detención del presunto pederasta.

El director general de la Policía ha reiterado que una de las primeras líneas de la investigación "fue comprobar a aquellos que tenían antecedentes penales por haber cometido delitos de pederastia y el los tenía".

"Tenemos que hacer un esfuerzo especial para mejorar el intercambio de información, no solo entre los órganos judiciales y la policía, sino también con otras administraciones, como las penitenciarias", ha precisado no obstante.

En este sentido ha dicho que se está trabajando para mejorar día y día, pero también que hay que tener en cuenta las limitaciones que supone la protección de datos en los intercambios de información.

"Hay límites, pero estamos trabajando para mejorar ese intercambio de información, no solo en este campo, también en otros, ya que es vital para resolver las investigaciones", ha señalado.

En cuanto al caso del presunto pederasta detenido el miércoles en Santander como supuesto autor de cinco violaciones a niñas y tres tentativas de agresión sexual, ha insistido en que el equipo investigador tiene pocas dudas sobre la autoría de esos crímenes.

"Aun así, está trabajando con mucha intensidad para tener todas las evidencias y pruebas, y que sean lo más contundentes posibles para que esta persona tenga el castigo que merece, que sin duda debe ser muy duro", ha manifestado.

Por último ha vuelto a destacar que la investigación ha sido de una "profesionalidad exquisita", y que la Policía "ha trabajado mucho y muy bien, como demuestran los resultados".