Actualidad

El túnel de Bailén cierra un año por las obras de Plaza de España

Los carriles ocupados se abrirán a mediados de agosto para permitir recorridos alternativos. Los cortes de circulación se harán por fases y afectarán también al subterráneo de Ferraz.

Los carriles ocupados se abrirán a mediados de agosto para permitir recorridos alternativos. Los cortes de circulación se harán por fases y afectarán también al subterráneo de Ferraz.

Publicidad

Las obras de reforma de Plaza de España que comenzaron a comienzos del año hasta ahora no habían provocado apenas molestias a los ciudadanos más allá del tránsito por ella y un par de carriles de circulación. Sin embargo, a partir del próximo 5 de agosto y durante todo un año habrá afecciones directas al tráfico y la movilidad de toda la ciudad. En concreto, en esta fecha se cerrará la circulación del túnel de la calle Bailén y está previsto que se prolonguen previsiblemente hasta el 5 de agosto de 2020.

Para no afectar excesivamente a la movilidad y gestionar el tráfico de la manera más eficiente, los cortes de circulación y ocupaciones de la vía se van a realizar en dos fases para evitar que se solapen las afecciones actuales y futuras. De este modo, el carril de la calle Ferraz ocupado desde el 1 de julio en sentido calle Bailén, desde su intersección con el ramal de incorporación a la calle Profesor Martín Almagro Bosch a la calle Ferraz, así como el ramal de conexión entre Plaza de España y la calle Bailén en sentido bajada, está previsto que se abran de nuevo al tráfico el próximo 14 de agosto para formar parte de los itinerarios alternativos forzados por los subsiguientes cortes de tráfico de la siguiente fase de las obras de reforma.

A partir del 5 de agosto se cortará la circulación en el túnel de la calle Bailén en ambos sentidos, desde su intersección con la Cuesta de San Vicente hasta la Plaza de Oriente y la intersección con la calle San Quintín. Asimismo, también se ocuparán las dos rampas de acceso a la calle Bailén desde el nudo de la Cuesta de San Vicente. Posteriormente, a partir del 19 de agosto, cuando hayan finalizado los trabajos que se están realizando actualmente en la calle Irún se cortará el túnel de la calle Ferraz, desde la calle Luisa Fernanda.

Al igual que con el de Bailén, también está previsto que el corte de tráfico dure hasta el 5 de agosto del próximo año y afectará a todos los carriles de la calle Ferraz en dirección Norte-Oeste y también en dirección Sur-Oeste, que serán desviados por la calle Irún. También se ocuparán las rampas de acceso a la calle Ferraz desde el nudo de la Cuesta de San Vicente, vía que permanecerá abierta en ambos sentidos como punto de acceso y salida al eje Princesa-Gran Vía.

Publicidad

Frente a estos cortes, el Ayuntamiento de Madrid recomienda el uso del transporte público y también ha diseñado una serie de itinerarios alternativos. De este modo, los vehículos que circulen desde Puerta de Toledo tendrán que continuar por la Ronda de Segovia hasta la calle Segovia, tomar el Paseo de la Virgen del Puerto y subir hasta Plaza de España por la Cuesta de San Vicente. En el sentido inverso, para incorporarse a Bailén desde Plaza de España deberán bajar la Cuesta de San Vicente, tomar el Paseo de la Virgen del Puerto, continuar por la calle Segovia y subir hasta Bailén por la Cuesta de la Vega.

Para los recorridos desde Moncloa hasta la Cuesta de San Vicente, el itinerario pasa por el Paseo de Moret y el del Pintor Rosales, la calle Francisco y Jacinto Alcántara y la calle de la Rosaleda, para incorporarse a la Cuesta de San Vicente por el Paseo del Rey. Desde la calle Ferraz se llegará a la Cuesta de San Vicente por la calle Irún.

Publicidad

Según los plazos de ejecución previstos en la adjudicación de la obra, los cortes de la circulación se prolongarán prácticamente hasta el final de los trabajos de remodelación, previstos para otoño de 2020, aunque diversas circunstancias han retrasado tanto la puesta en marcha de la reforma como el transcurso de la misma. Así, hace un mes se retomaron los trabajos de remodelación de la Plaza de España después de que la Comunidad de Madrid ordenase la paralización de las obras al no haber realizado el equipo de Gobierno de Manuela Carmena el preceptivo informe de impacto arqueológico, sin el cual no podía realizarse ningún movimiento de tierras. Con José Luis Martínez-Almeida ya en la alcaldía, se completó la documentación requerida por el Gobierno regional y se subsanaron las deficiencias, eso sí, con la condición de realizar labores científicas.

Un subterráneo menos

El anterior área de Desarrollo Urbano Sostenible decidió eliminar el túnel que, en el proyecto de «Welcome Mother Nature» que fue el vencedor del concurso de ideas para la remodelación de Plaza de España, conectaría la calle Ferraz con la Cuesta de San Vicente. Según explicó el entonces delegado, José Manuel Calvo, los estudios de tráfico realizados con la puesta en marcha del Área de Prioridad Residencial de Centro, Madrid Central, lo hacían innecesario y se trataba además, de una infraestructura «cara y compleja», por lo que decidieron retirarla de la planificación de los trabajos de remodelación.