La guerra de la alcaldesa contra el deporte

En sólo cinco meses, la alcaldesa ha tumbado un gran centro deportivo en Valdebebas, un laguna artificial para surfistas y quiere limitar las carreras populares

Desde su llegada al Ayuntamiento de Madrid, el Gobierno de Manuela Carmena ha protagonizado en apenas cinco meses varios enfrentamientos con los amantes del deporte. La apuesta de Ahora Madrid por construir nuevas instalaciones deportivas con un elevado coste, sin dar cabida a la colaboración privada, ha desplazado a proyectos que ya habían recibido el visto bueno de la anterior corporación pero que ahora están en el alambre.

Sin laguna para surfear

La empresa Wet Watersports tenía planeada la construcción de una laguna artificial junto al Campo de las Naciones. Allí, madrileños y turistas podrían surfear. La idea incluía una escuela para aprender a practicar surf, la instalación de una playa de 20.000 metros cuadrados y todo tipo de servicios. Tal y como adelantó este diario, nada de esto se llevará a cabo. El equipo de Carmena ha tumbado la iniciativa, tras la redacción de «un informe técnico desfavorable a la construcción de la laguna con el tamaño necesario dentro de la ubicación originalmente prevista». Sus promotores ya están «evaluando ubicaciones alternativas» en otras localidades de la región.

A por los runners

LA RAZÓN informó también en octubre que la alcaldesa se había marcado el objetivo de regular y limitar las carreras populares que cada fin de semana se celebran en las calles de la capital. Su hoja de ruta en este terreno consiste en reorganizar el calendario y en limitar el precio de los dorsales bajando el límite máximo hasta los 80 céntimos por kilómetro. Esto supondría, por ejemplo, que la carrera de 10 kilómetros de la San Silvestre Vallecana pasaría de costar 20 euros a cada corredor a apenas 8 euros con los que, según denuncian los organizadores, no se cubrirían los gastos de la prueba. Las normas de Carmena plantean también que el próximo año sólo se podrán celebrar estas carreras en domingos o festivos a las 9:00 horas. Tan sólo se exonera a la San Silvestre.

Ni hockey ni rugby en Valdebebas

Esta semana, el director general de Deportes del consistorio ha dejado herido de muerte el proyecto para construir el centro deportivo municipal proyectado por Valdebebas Sport Club. Un informe municipal detalla cuatro deficiencias importantes relacionadas con su emplazamiento y con su incompatibilidad con el Parque Forestal. «Necesitamos unos equipamientos deportivos de calidad y que den servicio, pero para todos, no sólo para unos pocos privilegiados», sostienen desde el Gobierno municipal. El Valdebebas Sport Club había proyectado varios campos de fútbol, rugby y hockey, una pista de atletismo, un centro polideportivo, nueve pistas de tenis, otras nueve de pádel, zonas verdes, un circuito de «running» y otro de ciclo, además de aparcamientos.

Cerrar el golf en Chamberí

También esta semana, la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, apoyó sin fisuras la petición hecha por la concejal socialista Mar Espinar para que se defienda ante la Comunidad de Madrid las reivindicaciones para que el campo de golf del tercer depósito del Canal de Isabel II se transforme en un parque público en Chamberí. Mayer reconoció el “déficit” de espacios verdes en este distrito y aplaudió la acción vecinal, que, según ella, ha conseguido que se reconozcan las “ilegalidades” cometidas con unas decisiones en el tercer depósito que “van contra el interés general, como señalan las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y del Tribunal Supremo.