MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
23:16
Actualizado
  • 1

Madbeach hace agua

El proyecto «puede retrasarse mucho o no realizarse este año» por un escollo burocrático.

  • Madbeach hace agua

Tiempo de lectura 4 min.

06 de julio de 2018. 01:04h

Comentada
Nuria Platón Madrid. 6/7/2018

La playa urbana en la plaza de Colón cada vez está más lejos de hacerse realidad este verano. A las múltiples quejas vecinales y las posibles deficiencias en seguridad detectadas por el consistorio se añade ahora un escollo técnico que podría hacer que Madbeach se «retrasase mucho o pudiera no realizarse este año», según explicó ayer la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. Y es que en el proceso de autorización del proyecto que, según confesó la propia Maestre, contaba con la «aprobación inicial del Gobierno de Manuela Carmena», se han detectado dos problemas que añaden al menos 30 días más al procedimiento de autorización para instalar la playa urbana.

El primero y más complejo tiene que ver con la originalidad del proyecto. En caso de ser un planteamiento registrado y que sólo pueden realizar los promotores no existe conflicto, pero al no haber podido demostrar que Madbeach es una idea genuina de sus promotores, la Ley de Patrimonio obliga a publicar durante 30 día la cesión demanial, por si hay otros interesados en la misma actividad. Al igual que sucede con las amonestaciones en los matrimonios, el artículo 96,4 de la citada norma regional da potestad a la administración, por medio de anuncio público, para «invitar a otros posibles interesados a presentar solicitudes» alternativas al procedimiento iniciado por otros particulares interesados que hayan realizado proyectos similares.

Además, una vez superado el plazo de 30 días desde la publicidad del proyecto y siempre y cuando no haya otros promotores interesados, el consistorio madrileño continuará con el procedimiento de evaluación técnica de la propuesta que puede dar un resultado positivo o negativo. En caso de que el informe resulte favorable y se autorice la instalación de Madbeach será la empresa la que tenga en sus manos la decisión de abrir la playa urbana durante menos de la mitad del verano.

Pero, el retraso de 30 días por la aplicación de la Ley de Patrimonio no es el único escollo que tiene el proyecto de Madbeach. Maestre también explicó que la administración municipal ha tenido problemas para comunicarse con la empresa puesto que han cambiado de personalidad jurídica en las últimas semanas. En concreto, según explicaron desde el Ayuntamiento de Madrid, «debido a los cambios de representatividad en la empresa promotora, se ha ralentizado el proceso administrativo». El motivo es que deben volver a comprobar que la empresa promotora cumple con todas las exigencias para obtener una autorización municipal.

Respecto al retraso en la aplicación de la Ley de Patrimonio, la portavoz del consistorio madrileño justificó el «descubrimiento» de este conflicto en que «la propuesta es nueva», por lo que no se ha podido anticipar que debía pasar por el procedimiento de publicidad pese a que llevan trabajando en el proyecto desde hace meses. Igualmente, afirmó que el cambio de promotores, que antes se entendían con The Ant Company, mientras que ahora lidera la iniciativa Comanchería Inversiones S. L.

En busca de soluciones

Por su parte, desde Mad Beach mostraron el respeto por los procesos administrativos exigidos y explicaron, en un comunicado, que continúan «analizando con el Ayuntamiento de Madrid las diversas posibilidades para llevar a cabo el proyecto», y garantizar así «una propuesta innovadora y de calidad». Igualmente, insistieron en aclarar que la única compañía que ha sustentado jurídicamente el proyecto Madbeach desde el inicio y que se ha reflejado en los documentos entregados al Ayuntamiento de Madrid ha sido Comanchería Inversiones S. L. y no The Ant Company, si bien no valoraron en ningún momento las declaraciones de Maestre sobre los conflictos de comunicación. Es más, señalaron que las comunicaciones entre el consistorio madrileño y la empresa han sido «siempre fluidas y normales».

Últimas noticias