Madrid

Nueva noche de amenazas y vandalismo en la piscina de Aluche (Madrid)

El vigilante nocturno del recinto deportivo sufrió de nuevo agresiones

El vigilante nocturno del recinto deportivo sufrió de nuevo agresiones

Publicidad

La piscina pública de Aluche volvió a vivir una noche, cuando menos problemática. Después de que LA RAZÓN denunciara la situación por la que atraviesan los vigilantes del recinto deportivo, un encargado de seguridad fue amenazado de nuevo de muerte, según se ha denunciado en redes sociales. Del mismo modo, los agresores protagonizaron varios actos vandálicos: quema de un contenedor, rotura de cristales en vehículos y montones de basura desperdigados, tal como se puede ver en las siguientes imágenes.

Así, el suceso de ayer se suma al que tuvo lugar el pasado 12 de julio en la piscina pública más grande de Europa, con alrededor de entre 3.000 y 4.000 personas en los días de más afluencia. Peleas, consumo de alcohol y drogas, música a todo volumen, caso omiso a las normas de la instalación, a las normas de seguridad y a los socorristas, hasta hurtos, destrozos en el césped... según denunciaron trabajadores del recinto. Han llegado a encontrar cuchillos entre los setos. Lo peor es que solo se cuenta con dos responsables de seguridad: uno de 15:00 a 22:00, y otro desde las 22:00 hasta las 9:00. Nadie más les acompaña en el polideportivo.

Estas situaciones han ido a más con el paso del tiempo. De ahí que el Ayuntamiento de Madrid haya optado por tomar cartas en el asunto. La concejala de Turismo, perteneciente al Área de Cultura, Turismo y Deportes, Sofía Miranda, de Cs, avanzó este martes que en los próximos días se reunirá en los próximos días con la Policía Municipal con vistas a «evitar estos problemas» y estudiar la posibilidad de un refuerzo en estos recintos. Del mismo modo, se reunirá también con los sindicatos de trabajadores de centros deportivos, donde, «además de cuestiones de seguridad, también trataremos temas como la falta de personal».

Publicidad

Tres detenidos en Entrevías

No fue el único suceso relacionado con las piscinas de la ciudad. Hoy se ha sabido que la Policía Municipal detuvo a tres jóvenes el pasado sábado, uno de ellos menor, por entrar y bañarse en la piscina municipal de Entrevías en el distrito de Puente de Vallecas cuando estaba cerrada al público.

Publicidad

Según relató el Cuerpo, los jóvenes saltaron la valla de la piscina de tres metros de altura durante la madrugada y fueron localizados por los vigilantes, que avisaron a los agentes.

La Policía Municipal ha recordado también a través de su Twitter que hay numerosas quejas vecinales y amenazas a los vigilantes de seguridad de las piscinas públicas. De hecho, el pasado jueves, un vigilante fue agredido en la piscina pública Cerro Almodóvar en el distrito de Villa de Vallecas tras recibir un puñetazo por parte de unos menores que se colaron en las instalaciones.