MENÚ
domingo 20 octubre 2019
19:08
Actualizado

Agresiones en piscinas públicas de Madrid: "Eran siete, me amenazaron, te vamos a matar"

Pocos vigilantes y sin medios. En Aluche hay solo uno de día y otro de noche y ha habido peleas y vandalismo. En Vallecas uno sufrió una paliza.

  • Agresiones en piscinas públicas de Madrid: "Eran siete, me amenazaron, te vamos a matar"

Tiempo de lectura 4 min.

16 de julio de 2019. 14:05h

Comentada
J. Garrido .  15/7/2019

El pasado jueves 11 de julio, siete jóvenes se colaron en la piscina municipal pública Cerro Almodóvar, en el distrito de Villa de Vallecas. Eran pasadas las once de la noche, y la instalación estaba cerrada al público, pero no les importó saltarse la valla. Mientras estaban en el agua, el único vigilante de seguridad, tras llamar a la Policía Municipal a eso de las 23:15 horas, se acercó y les dijo que salieran.

La escena acabó con el vigilante siendo atendido por el Samur y con una denuncia en comisaría. «Dos de ellos me dijeron que estaban en libertad condicional, a lo que les respondí ¿Y qué? Entonces, me gritaron que me iban a matar, y vinieron a por mí», exclamó. La consecuencia de la agresión: un parte médico por un ojo morado, un corte bajo del ojo, y varias heridas en el labio y en la nariz, además de en los brazos. «Demasiado poco me pasó. Además, eran siete contra uno, menudos cobardes», recuerda. Ya hay puesta una denuncia ante la Policía Municipal. Según describió a LA RAZÓN el responsable de seguridad agredido, los siete jóvenes «eran españoles de entre 13 y 17 años» y probablemente, según cree, provenían «de un centro de menores o similar». Se da la circunstancia de que no es la primera vez que el vigilante sufre una agresión. Según detalló, hace un par de años también fue víctima de otro ataque en la piscina de Moratalaz.

Estas agresiones e inseguridades no son cosas puntuales. Fuentes del Sindicato de Trabajadores de Seguridad y Servicios (STS) denunciaron que estos episodios están «a la orden del día» en las piscinas municipales. «Sufrimos amenazas constantes o intimidaciones, pero tanto nosotros como el personal del Ayuntamiento, los operarios, técnicos o socorristas».

Dichas acciones llevan pasando, en palabras de fuentes del sindicato, «muchísimos años» y, según resaltaron, «cada vez vamos a peor». «Por la noche en todas las piscinas municipales hay solo un vigilante. En fin de semana, a veces ponen algún refuerzo, pero solo se quedan unas horas. Con lo cual, estamos prácticamente solos, sin medios». De hecho, recuerdan el caso de hace dos años en el que unos individuos tiraron al agua a un vigilante de seguridad y luego le esposaron a la escalera de la piscina.

También en la de Aluche

Igual de grave si cabe es la situación de la piscina municipal de Aluche, la cual abrió de nuevo sus puertas el pasado 12 de julio tras unas obras iniciadas en enero.

Uno de los trabajadores del polideportivo se quejó de que en la piscina pública «más grande de Europa con alrededor de entre 3.000 y 4.000 personas en los días de más afluencia», y con una media a diario de unos 2.000 usuarios, «sólo se cuenta con un vigilante por las tardes y otro por las noches». En concreto, se destina un solo responsable de seguridad
de 15:00 a 22:00 horas y otro que le releva desde las 22:00 hasta las 9:00 de la mañana. Además están solos al frente de todo el polideportivo.

Por ello, el trabajador criticó la «falta de seguridad» que sufren «tanto usuarios como trabajadores». Además, se da el caso de que la de Aluche «es una piscina a la que acude gente muy conflictiva» que causa «multitud de problemas». «Desde peleas, consumo de alcohol y drogas, música a todo volumen, caso omiso a las normas de la instalación, a las normas de seguridad y a los socorristas, hasta hurtos, destrozos en el césped, etc.», explicó. Sin ir más lejos, denunció cómo un cuchillo como el de la imagen de la derecha apareció en unos setos situados «en una zona conflictiva de la piscina». Asimismo, remarcó que hace pocos días la Policía se tuvo que llevar esposado a un bañista por acoso a mujeres. Y que no es la primera detención. «El año pasado se llevaron a otro por violencia de género», destacó.

Por otro lado, en los últimos días «grupos de más de 50 personas», la gran mayoría menores de edad y otros de entre los 15 y 25 años, asaltaron las instalaciones del polideportivo. Entre otras cosas, lanzaron mesas al agua
–como se aprecia en la imagen de arriba–, quemaron contenedores y destrozaron maquinaria de obra de la instalación. Igualmente, el trabajador del complejo reportó que «las quejas en cuanto a seguridad por parte de los usuarios son bastantes, sobre todo en la piscina».

Por su parte, fuentes de la Asociación de Policía Municipal Unificada (AMPU) aseguraron que todos los años se instalan dispositivos policiales preventivos en las piscinas municipales «en horas clave del día», como en el momento de cierre. Según detallaron, las piscinas públicas durante la época de verano son de «alta conflictividad», por lo que las agresiones se convierten en una práctica «habitual y constante». «Últimamente las piscinas municipales son un nido de gente que va armar jaleo, porque acuden bandas, personas que se cuelan o individuos que pegan al vigilante», afirmaron las mismas fuentes. Por todas estas acciones, el grupo municipal socialista preguntará hoy en la Comisión Permanente de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento por la seguridad en las piscinas de verano.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs